La advertencia de un médico sobre Wuhan: “Encuentren el origen del COVID; si no, habrá COVID-26 y COVID-32”

El mundo necesita la cooperación del régimen chino para rastrear los orígenes del COVID-19 y prevenir futuras amenazas pandémicas, dijeron el domingo dos destacados expertos en enfermedades de los Estados Unidos.

Ha aumentado la información que respalda la teoría de que el virus SARS-CoV-2 puede haber escapado de un laboratorio en Wuhan, China, dijo Scott Gottlieb, comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de la administración Trump, que ahora forma parte de la junta de PfizerChina no ha proporcionado evidencia para refutar esa teoría, mientras que la búsqueda de señales de que el virus surgió de la vida silvestre no ha dado resultados, dijo Gottlieb en Face the Nation de CBS News.

No saber cómo comenzó la pandemia pone al mundo en riesgo de futuros brotes, dijo Peter Hotez, codirector del Centro para el Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas, en una aparición en televisión. “Habrá COVID-26 y COVID-32 a menos que comprendamos completamente los orígenes de COVID-19”, dijo Hotez en Meet the press de NBC.

Casi un año y medio después de que se detectara por primera vez la propagación del nuevo patógeno en un mercado de productos del mar en WuhanChina, los orígenes precisos del virus siguen siendo oscuros. Los científicos han planteado la hipótesis de que lo más probable es que se transmita de los animales salvajes a los humanos. La idea de que el virus se haya escapado accidentalmente de un laboratorio de investigación, promovida durante mucho tiempo por algunos republicanos, ha recibido renovada atención por parte de la administración Biden.

En una sorpresiva declaración el pasado miércoles, el presidente Joe Biden pidió una nueva investigación sobre la aparición del virus. Las agencias de inteligencia estadounidenses tenían evaluaciones contradictorias sobre si era más probable que el virus cruzara la barrera de las especies desde un reservorio natural o se filtrara del Instituto de Virología de Wuhan, dijo Biden. Ordenó a las agencias “redoblar sus esfuerzos” y volver a informarle en 90 días.

El debate sobre el origen del virus fue impulsado de nuevo por un informe del diario The Wall Street Journal el 23 de mayo sobre tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan de China que se enfermaron lo suficiente en noviembre de 2019 y buscaron atención hospitalaria por “síntomas consistentes tanto con COVID-19 como con enfermedades estacionales comunes”.

Se debería permitir a los científicos realizar una investigación a largo plazo en China y tomar muestras de sangre de humanos y animales, dijo HotezEstados Unidos debería presionar a China, incluso con la amenaza de sanciones, para que permita una investigación. “Necesitamos un equipo de científicos, epidemiólogos, virólogos, ecologistas de murciélagos en la provincia de Hubei durante un período de seis meses y un año”, dijo Hotez.

Los funcionarios chinos han cuestionado la teoría del laboratorio de Wuhan. El portavoz del Ministerio de Relaciones ExterioresZhao Lijian, desestimó el jueves la investigación de Biden como un intento de participar en “estigmatización, manipulación política y cambio de culpas”.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud publicado en marzo no descubrió por completo el origen del virus, pero calificó como improbable una fuga de laboratorio. El organismo de salud mundial pidió más investigación en ese momento. “En lo que respecta a la OMS, todas las hipótesis siguen sobre la mesa”, dijo el director general Tedros Adhanom Ghebreyesus en un comunicado cuando se publicó el informe de marzo.

Tomado de Infobae / Bloomberg