Le aplauden la cara al presidente francés

A las cuarenta y ocho horas de comenzar su ‘tour’ de Francia, para intentar explicar sus proyectos, Emmanuel Macron ha sido recibido a bofetadas en Tain-l’Hermitage (6.200 habitantes), una diminuta localidad del departamento de la Drôme, en el sur este.

El presidente ha denunciado este hecho como un incidente «aislado» cometido, según él, por «individuos ultraviolentos». «No quisiera que individuos aislados o gente que cae en el extremismo consigan borrar, de alguna manera, todo lo conseguido» dijo Macron al diario ‘Le Dauphiné’, tras la agresión en Tain-l’Hermitage, que llevó a la detención de dos personas.

Desde hace días, el presidente de la República había hecho saber que proyectaba retomar sus ambiciosos proyectos empantanados de «reformar» Francia, iniciando una gira para «explicar» y «escuchar».

Incidente en Tain-l’Hermitage

A la salida de una escuela municipal, Macron proyectaba seguir su viaje, en coche, para comer en Valence, en un restaurante con terraza. Sin embargo, hacia las 13.40 horas, la comitiva presidencial fue detenida por un pequeño grupo de manifestantes que gritaban «¡Abajo la macronía..!».

El presidente aceptó el diálogo con quienes lo interpelaban a gritos. Antes de comenzar a hablar, Macron fue abofeteado por un individuo que se presentó como «anarquista».

Los responsables de la seguridad presidencial intervinieron con rapidez expeditiva. Dos individuos fueron detenidos. Pero un vídeo realizado con teléfono móvil comenzó a circular rápidamente por las redes sociales, con un éxito fulminante.

Se trata de un suceso menor, pero muy altamente significativo del estado de crisis larvada y angustia social considerable que vive Francia. Según un sondeo publicado por el matutino conservador ‘Le Figaro’, un 56% de los franceses estiman que esa campaña electoral, permanente, es una «mala cosa» para el presidente y para Francia.

Según el mismo sondeo, un 61% de los franceses desean que Macron tire la toalla y abandone su pretensión a volver a ser elegido jefe del Estado, dentro de diez meses.

Desde hace meses, todos los sondeos insisten en el mismo punto: entre un 60 y un 65 % de los franceses estiman que el balance presidencial de Macron «es malo», a su modo de ver.

Macron tiene buena prensa y «pasa bien» entre las elites sociales y políticas, entre la opinión pública con mayor nivel de educación. Pero pasa mal o muy mal en la Francia profunda de las clases populares menos favorecidas, que votan muy mayoritariamente a la extrema derecha de Marine Le Pen.

Tomado de https://www.abc.es/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .