Presidente de Cabo Verde dice que él no frenará extradición de Saab

El presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, se refirió a la espinosa extradición del barraquillero Álex Saab, luego de que Venezuela exigiera de nuevo su libertad y el Comité de DD. HH. de la ONU anunciara medidas cautelares para conocer el tema.

Tanto la defensa del señalado testaferro de Nicolás Maduro como la Justicia de Estados Unidos, están pendientes de que el Constitucional, como última instancia, decida si libera a Saab o lo entrega a la DEA para que responda por una megaoperación de lavado de activos, superior a los 350 millones de dólares y vinculada al régimen venezolano. 

El presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, calificó de muy delicado el caso Saab y admitió que nunca había recibido tantas llamadas de jefes de Estado.

Según el calendario judicial, la decisión se debía tomar el 11 de mayo pasado, pero Saab ya cumplió un año preso (fue capturado en 12 de junio de 2021) sin que el Constitucional revele su veredicto.

La declaración de Fonseca se conoce en momentos en los que el Pentágono monitorea un barco de guerra iraní (país al que Saab viajaba cuando fue arrestado), que se dirige a Venezuela con una carga que pueden ser desde armas hasta combustible.

El presidente de Cabo Verde fue claro en que el Ejecutivo no va a frenar la extradición del barranquillero:  “Ahora mismo el caso está en el Tribunal Constitucional y por lo tanto (…) ni el Primer Ministro, ni el Presidente de la República ni el Ministro de Justicia pueden intervenir o suspender este proceso, que es en las instancias jurisdiccionales”.

Y agregó: “El acto de arresto y liberación son materialmente jurisdiccionales” (…), “solo un juez puede arrestar o liberar, en un sistema como el nuestro”.

Sólo un juez armado de poderes jurisdiccionales puede retirar la libertad o devolver la libertad”, subrayó Jorge Carlos Fonseca, señalando que este proceso se resolverá de acuerdo con las normas vigentes en Cabo Verde.

Las declaraciones de Fonseca se conocieron el pasado lunes, luego de que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, se volvió a referir oficialmente al caso Saab.

Hoy se cumple un año de la injusta e ilegal detención del Diplomático Alex Saab en Cabo Verde, producto de la evidente persecución de EE. UU. en contra de nuestro país. Exigimos el respeto a sus derechos humanos y su inmediata liberación, cómo lo ha dictaminado el Tribunal de la #CEDEAO”, señaló Arreza en sus redes.

Además, salió a celebrar las medidas cautelares: “Venezuela saluda la decisión del Comité de Derechos Humanos de la ONU, donde solicita a la República de Cabo Verde adoptar un conjunto de medidas que garanticen los derechos humanos del Embajador Alex Saab. Reiteramos el llamado a poner fin a su ilegal detención”.

Según el diario ABC de España, un grupo llamado ‘Alianza por la Justicia Global’, originario de la Red de Solidaridad con Nicaragua, conformada por algunos estadounidenses que apoyan a los sandinistas, lanzó una campaña mediática encabezada por el intelectuales de izquierda.

La denuncia señala que “Saab fue secuestrado, detenido y torturado bajo órdenes de la administración Trump”. Además, insisten en que “Saab está luchando contra el cáncer y necesita urgentemente ser atendidos por médicos en Venezuela”.

Tomado de El Tiempo de Bogotá