Apple Daily, el mayor periódico a favor de la democracia de Hong Kong, cerrará tras presión de Beijing

Un año fue todo lo que se necesitó para que una Ley de Seguridad Nacional impuesta por Beijing derribara al periódico a favor de la democracia más grande de Hong Kong.

Next Media anunció el miércoles que Apple Daily, su tabloide insignia, publicaría su copia final el jueves debido a un entorno insostenible en el que sus periodistas habían sido arrestados y millones de dólares en activos han sido congelados. Su plataforma digital dejará de operar el mismo día, dijo la compañía en un comunicado.

La noticia provocó un profundo escalofrío en la industria de los medios de Hong Kong y socavó las afirmaciones del gobierno de que la nueva legislación no disminuiría la libertad de prensa.

El año pasado, el gobernante Partido Comunista de China se movió para alinear a Hong Kong con su gobierno autoritario al pasar por alto la legislatura de la ciudad para implementar la ley de seguridad. Esta sanciona todo lo que las autoridades consideren subversión, secesión, terrorismo y connivencia con fuerzas extranjeras con hasta cadena perpetua.

Si bien la líder de la ciudad, Carrie Lam, dijo en ese entonces que la libertad de prensa aún estaría protegida, los empleados de Apple Daily dicen que sabían que era solo cuestión de tiempo antes de que estuvieran en la mira.

«Pero aun así fue un shock cuando sucedió», dijo un periodista de la publicación, quien pidió permanecer en el anonimato por temor a la seguridad.

Desde que la ley entró en vigencia, Apple Daily se ha ido debilitando poco a poco. El fundador Jimmy Lai, que ya está en la cárcel por asistir a una manifestación a favor de la democracia, fue arrestado y acusado de confabulación con fuerzas extranjeras para poner en peligro la seguridad nacional. Cinco de los principales editores y ejecutivos del periódico han sido acusados del mismo delito, aparentemente por utilizar artículos para pedir a gobiernos extranjeros que sancionen a Hong Kong.

Cientos de policías han allanado dos veces la sala de redacción de la publicación, más recientemente confiscando computadoras y materiales, un acontecimiento alarmante para los periodistas y sus fuentes en un entorno cada vez más sensible. Varios periodistas del Apple Daily ya habían renunciado antes de este mes, diciendo que las recompensas de su trabajo ya no superaban el riesgo de encarcelamiento.

A pesar de que la presión oficial se acumulaba en el periódico, el apoyo público aumentó. El viernes pasado, tras el arresto de sus principales editores, Apple Daily imprimió 500.000 copias que se agotaron.

Eso no fue suficiente para contrarrestar una restricción financiera provocada por las autoridades de Hong Kong. Si bien Next Media les dijo a los inversionistas que tenía suficiente dinero para 18 meses a partir de abril, en los últimos días las cuentas bancarias del periódico habían sido congeladas.

El miércoles, cuando la junta se reunió para discutir el futuro del periódico, los agentes de policía volvieron a acudir a la sala de redacción y arrestaron a dos periodistas más. Horas después, el diario anunció que después de 26 años en los quioscos, cerraría sus puertas.

«Una mujer me envió una nota hace unos días diciendo que sin Apple Daily no se siente tan segura como antes con una prensa libre como protectora de la sociedad», dijo Mark Simon, uno de los principales asesores de Lai.

«Pronto vendrán por todos los demás».

Tomado de CNN