El Megacometa de 370 kilómetros de ancho alcanzará su punto más cercano a la Tierra en 2031 – un evento no visto desde hace al menos 500.000 AÑOS

Se cree que un misterioso objeto que acecha en el borde del sistema solar es un megacometa que se dirigirá hacia el sol en los próximos 10 años.

Hecho de hielo y roca, el objeto 2014 UN271 mide entre 62 y 230 millas de ancho, lo que lo sitúa cerca del tamaño de un pequeño planeta enano, pero no más grande que el cometa Sarabat, que mide más de 513.000 millas de ancho .

Los astrónomos identificaron este objeto gracias a los hallazgos del Dark Energy Survey, que capturó datos astronómicos entre los años 2014 y 2018.

Los científicos prevén que 2014 UN271 estará a la misma distancia del Sol que Saturno en 2031, lo que supondrá su aproximación a la Tierra por primera vez en unos 600.000 años.

Tengo pocas dudas de que, a medida que se acerque al Sol, empezará a mostrar la coma y la cola típicas de todos los demás objetos que se han visto en su órbita», escribió Sam Deen, un astrónomo ciudadano, en un post del foro Minor Planet Mailing List.

Casi parece prematuro atribuirle cualquier tipo de pendiente teórica con los pocos precedentes que hay de objetos como éste, pero si Hale-Bopp es una indicación con su pendiente de 20 a grandes distancias, entonces 2014 UN271 podría alcanzar posiblemente la magnitud 13 a principios de 2031 – pero yo no contaría con mucho más brillante que 16 o 17 todavía».

Los astrónomos están asombrados por la órbita del objeto, que viaja entre el sistema solar interior y la nube de Oort, una vasta y misteriosa región que se cree que rodea nuestro sistema solar, y tarda 612.190 años en completarse.

2014 UN271 se encuentra actualmente a unas 22 unidades astronómicas (UA) del sol (por ejemplo, la Tierra está a una UA o aproximadamente a 92,95 millones de millas del sol), lo que lo sitúa ligeramente más cerca que Neptuno.

Los datos muestran que el objeto ha viajado siete UA sólo en el último año, lo que lo situaría a 10,9 UA del sol en 2031.

Desde ahora hasta entonces, se prevé que el objeto desarrolle una cola de cometa a partir de su material helado en la superficie que se vaporiza por el calor del sol.

Deen calcula que 2014 UN271 sería, en el mejor de los casos, tan brillante como Plutón en el cielo nocturno, pero lo más probable es que alcance el brillo de la luna Caronte de Plutón.

Esto significa que será imposible para los futuros observadores del cielo ver el objeto sin un potente telescopio.

Los astrónomos están entusiasmados por ver qué traerá 2014 UN271 en 2031 y si crea un revuelo similar al del objeto interestelar ‘Oumuamua, que pasó por el sistema solar en 2017.

Tomado de https://www.alertageo.org/