Armas del Ejército venezolano habrían sido usadas en atentado contra Iván Duque, según director de la Policía colombiana

En la tarde de este viernes 25 de junio, el helicóptero en el que se movilizaba el presidente de Colombia, Iván Duque, fue atacado desde tierra en Norte de Santander. El jefe de Estado viajaba del municipio de Sardinata hacia Cúcuta cuando la aeronave al parecer recibió varios disparos. En la aeronave también se desplazaban los ministro del Interior y Defensa, Daniel Palacios y Diego Molano. Todos resultaron ilesos posterior al ataque.

“Los hechos ocurrieron a 1.2 kilómetros de la cabecera de la pista del aeropuerto de Cúcuta, en un barrio cuyo nombre es ‘La Conquista’. (…) Se desplegó un equipo de búsqueda sobre ese sector y fueron encontrados dos fusiles, cinco proveedores, veinte vainillas. Esos fusiles son un AK-47 con número de registro que ya está siendo buscado por los peritos de la Policía Nacional y de la Fiscalía, y un fusil calibre 7-62 tipo FAL con marcas de las Fuerzas Armadas de Venezuela”, señaló el uniformado, sobre la información preliminar del hecho.

De dicho equipamiento, 14 de las vainillas pertenecían al arma FAL y 6 a la AK-47, según la Fiscalía.

“No permitiremos que el terrorismo desestabilice a Colombia. No vamos a escatimar esfuerzos con nuestra Fuerza Pública hasta capturar a los responsables que han buscado afectar las instituciones de Colombia. Que el temor lo sientan esos responsables, criminales y terroristas, que buscaron afectar la integridad del presidente y del equipo de Gobierno”, aseveró Diego Molano en los video difundido en su cuenta oficial de Twitter.

Por otro lado, reveló que se dispondrá de 3.000 millones de pesos para quien suministre información que permita dar con los responsables del atentado. “Convocamos a la nación entera a una lucha decidida contra el terrorismo. (…) Se ofrece una recompensa de hasta 3.000 millones de pesos para aquella persona que de información que permita dar con los responsables de este atentado terrorista”, añadió.

El general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares, se pronunció sobre la logística detrás de los desplazamientos del presidente Iván Duque. “La seguridad del señor presidente es un sistema del cual participan todas las Fuerzas Militares y la Policía Nacional. Es de la más alta prioridad para la seguridad y defensa nacional. Cada desplazamiento del señor presidente obedece a un planeamiento detallado y riguroso donde se disponen de las mejores capacidades para su seguridad, la de los altos funcionarios del Gobierno y de las autoridades departamentales y municipales que acompañan los diferentes eventos y actividades”, añadió, al final de la alocución.

Minutos después del atentado, ya desde Cúcuta, el presidente entregó una declaración: “Íbamos el ministro de la Defensa, el ministro del Interior, el gobernador de Norte de Santander y mi persona. Tanto el dispositivo aéreo como la capacidad de la aeronave evitaron que ocurriera algo letal”, aseguró el mandatario.

Agregó además: “Fue un atentado cobarde donde se ven impactos de bala en la aeronave presidencial. Una vez más reiteramos que como gobierno no vamos a desfallecer un solo minuto, un solo día, en la lucha contra el narcotráfico, contra el terrorismo y contra los organismos de criminalidad organizada que operan en el país”, dijo, quien también dio instrucciones para ir detrás de los responsables.

Tomado de Infobae