#Dictadura Con insultos y amenazas: Así arremete la primera dama de Nicaragua contra los periodistas

La vicepresidenta y primera dama del régimen de Nicaragua, Rosario Murillo, criticó a la prensa por “inventar cualquier cosa para sembrar el terror” y acusó a los periodistas de ser “malignos”, “hipócritas”, “destructores”, “criminales” y “terroristas de la comunicación”.

Para los defensores de los Derechos Humanos, los ataques de Murillo son “una demostración fehaciente” de quién es el responsable “del Estado de terror” que se vive en el país.

“Hay que protegerse también de esas urracas parlanchinas cuyas plumas están llenas de odio, porque rezuman odio. Así los vemos, y así los repudiamos”, afirmó Murillo en declaraciones al Canal 4 nicaragüense.

“Todos los días inventan cualquier cosa para sembrar terror en la gente (…). Siempre están queriendo instalar temor”, advirtió. “Y nuestro pueblo sabe cómo mienten. Nuestro pueblo sabe cómo son de malignos, de hipócritas, de destructores, de criminales, de terroristas, y terroristas de la comunicación también”, agregó.

“Son espacios de destrucción masiva” que “tienen una sola perspectiva, un sólo enfoque imperialista y colonialista y que responden a los intereses y a los designios de los colonialistas y los imperialistas”, continuó con sus acusaciones.

Gonzalo Carrión, del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más criticó este “atropello al máximo nivel” a la libertad expresión y de prensa en Nicaragua. “Exhibe el carácter inhumano de su régimen”, recalcó Carrión, citado por el portal Confidencial.

Dos periodistas y candidatos presidenciales, Cristiana Chamorro y Miguel Mora, fueron recientemente encarcelados y otros tres, Julio López, Sergio Marín y Carlos Fernando Chamorro salieron del país por miedo a una detención.

Otras Miradas, alianza de medios independientes de Centroamérica y México, denunció también lo que considera “distintas formas de persecución al periodismo de Nicaragua por el Gobierno de (el presidente Daniel) Ortega”, y recordó que “cada vez es mayor el número de periodistas exiliados”.

Tomado de Infobae /LaPatilla