El Congreso de Perú aprobó la jubilación anticipada de hombres a partir de los 50 años

El pleno del Congreso de Perú aprobó una ley que permite que los trabajadores varones afiliados a las administradoras de fondos de pensiones (AFP) se jubilen de manera anticipada a los 50 años, tal como ya pueden hacerlo las mujeres.

La nueva norma, que aún debe ser revisada por el Ejecutivo, recibió 102 votos a favor y luego fue exonerada de la segunda votación que ordena la ley peruana con 101 votos, con lo que quedó lista para su eventual promulgación.

El dictamen fue sustentado por el vicepresidente de la Comisión de Economía, José Núñez, y por el presidente de la Comisión de Trabajo, Daniel Oseda, por tratarse de una iniciativa consensuada entre ambos grupos del Legislativo.

Núñez recordó que la actual edad mínima para acogerse al régimen de la pensión de jubilación anticipada por causal de desempleo es de 55 años para los hombres, y de 50 años para las mujeres, por lo que se busca homologar esa situación.

En ese sentido, el dictamen aprobado plantea modificar la Ley 30939, que establece el régimen de jubilación anticipada, así como la Ley del Sistema Privado de Pensiones.

Indica que la jubilación anticipada procederá cuando los afiliados a las AFP mayores de 50 años tengan aportes que les permitan obtener “una pensión igual o superior al 40 % del promedio de las remuneraciones percibidas y rentas declaradas durante los últimos 120 meses”.

En su exposición previa en comisiones, se remarcó que la actual legislación discrimina y vulnera los derechos fundamentales al establecer una diferencia de cinco años por género, por lo que es necesario igualarla a una sola edad.

Francisco Sagasti rechazó pedir la auditoría de los comicios que solicitó Keiko Fujimori

El presidente de Perú, Francisco Sagasti, rechazó este viernes una solicitud que le envió la candidata Keiko Fujimori para que pida una auditoría internacional a la segunda vuelta presidencial que disputó el pasado 6 de junio con el izquierdista Pedro Castillo.

“En virtud del principio de neutralidad que debe respetar toda institución del Estado y encontrándose el proceso de elecciones generales en curso, no resulta posible jurídicamente atender el pedido formulado”, señaló la respuesta a Fujimori, que fue firmada por el ministro de Justicia, Eduardo Vega.

El oficio fue publicado por Fujimori en sus redes sociales, quien afirmó que Sagasti “ha abdicado de su gran responsabilidad de garantizar elecciones limpias en igualdad de condiciones”.

El pedido de Fujimori

Fujimori le pidió el pasado lunes a Sagasti que solicite una auditoría internacional de los comicios, que algunos de sus seguidores señalaron que debía hacerla la Organización de Estados Americanos (OEA), a pesar de que la misión de observación electoral de ese organismo ya confirmó la corrección de las elecciones.

La candidata insiste en que se deben esclarecer las denuncias de “fraude” que denuncia su organización política y que la auditoría permitiría determinar “si es que los resultados representan el reflejo de la voluntad popular”.

Ningún organismo de observación electoral ha encontrado indicios de “fraude”, mientras que países e instituciones como la Unión Europea, los EEUU, Reino Unido o Canadá, han expresado su confianza en el sistema electoral peruano y en que las elecciones peruanas han sido libres y limpias.

El cómputo oficial de la segunda vuelta arrojó la victoria de Castillo sobre Fujimori por poco más de 40.000 votos, por lo que la candidata lanzó una batería de recursos de impugnación y pedido de nulidad de actas con unos 200.000 votos en zonas donde su rival obtuvo una mayoría aplastante.

Los órganos y tribunales electorales peruanos han rechazado, hasta el momento, todas las impugnaciones de Fujimori por carecer de pruebas o haber sido presentadas de forma extemporánea.

Tomado de Infobae / EFE