¿Sabías que del bolsillo de los contribuyentes sale el $$$ para pagarle hospedaje a los suplentes?… sin embargo, algunas curules quedan vacías #Panamá

Ocho meses de hospedaje y alimentación de los diputados suplentes que viven en el interior del país, y que actúan en reemplazo de sus principales, le cuesta al Estado $169 mil 376.

La suma cubrió los meses de enero a abril de este año, y cubrirá lo correspondiente a julio y octubre próximo.

Se alojan en el hotel Benidorm, ubicado en la Avenida Perú, que presta el servicio a la Asamblea Nacional de 25 habitaciones, desayunos, almuerzos y cenas.

De acuerdo con documentos del Legislativo publicados en Panamá Compra, el contrato original, asignado en octubre de 2019, vía licitación pública, fue pactado por $341 mil 280 para prestar el servicio durante ocho meses de 2020, pero este no fue utilizado en su totalidad, y fue reducido, de acuerdo al Legislativo, “con la finalidad de aliviar la carga presupuestaria motivada por la crisis de la Covid-19”.

La alimentación cuesta $57 mil 352, mientras que el hospedaje, tiene un valor de $112 mil 024.

Brillan por su ausencia

A pesar del gasto en hotel para los suplentes, hay diputados que dejaron las curules vacías. Es el caso, por ejemplo, del diputado de Cambio Democrático (CD), Rony Araúz, del circuito 4-3 (Chiriquí), quien, de acuerdo al registro de asistencia de la propia Asamblea, tuvo 15 ausencias y solo 1 asistencia, en abril pasado. Su suplente es Eric Nelson Araúz. Mientras que la curul del independiente Adán Bejerano, del circuito 12-2, (comarca Ngäbe-Buglé), permaneció vacía durante todo el mes, ya que su suplente, Edilma Carpintero, tampoco asistió.

Otro de los casos es el de Leopoldo Archibold, de CD, quien representa al circuito 12-1 (Comarca Ngäbe-Buglé). Solo asistió cinco veces en abril, por lo que tuvo 11 ausencias. Su suplente es Darío Castillo. La curul del perredista Arquesio Arias, del 10-2 (Guna Yala), permaneció vacía, porque enfrentaba un proceso por supuesto acoso sexual, pero tampoco habilitó a su suplente Renilio Martelo, quien -a su vez- está denunciado ante la Corte, por la presunta comisión de delitos relacionados con drogas.

Los suplentes reciben una dieta de $500 y $1,500 para combustible. En la actualidad, hay siete diputados sin suplentes, por diversas circunstancias: Bernardino González (Panameñista), Yanibel Ábrego (CD), José María Herrera (CD), Mayín Correa (CD), Raúl Fernández (independiente), Fátima Agrazal, (CD) y Emelie García (PRD).

Tomado de La Prensa