Él es Manuel Antonio Grosso Guarín, el exsoldado contraguerrilla colombiano capturado en Haití por el asesinato del presidente Jovenel Moïse

Las autoridades de Haití capturaron al menos a 15 exmilitares colombianos que estarían implicados directamente en el asesinato del presidente Jovenel Moïse, cometido el pasado 7 de julio. Entre los cuatro nombres conocidos (con un posible nuevo identificado que está procesado por falsos positivos), está Manuel Antonio Grosso Guarín, un exsoldado contraguerrilla y altamente entrenado por el Ejército colombiano.

En su perfil de Facebook, el hombre nacido en Sogamoso (Boyacá) publicó algunas imágenes el 6 de junio, un mes antes de los hechos por los que se le acusa, en Santo Domingo, capital de República Dominicana. En ellas se ve en puntos turísticos de la ciudad. Coincidencialmente, según una mujer que llamó a W Radio este viernes, su esposo, Francisco Eladio Uribe, otro colombiano que estaría capturado, fue contactado por una empresa de seguridad que los llevó primero a ese país, justo donde se tomó las fotos el exmilitar Grosso.

De acuerdo a fuentes de Semana, Grosso, que pertenecía al Batallón de Infantería Simón Bolívar No. 1, tiene varios cursos especiales en combate, fue parte de los escuadrones antiguerrilla y también es un hábil paracaidista. En una de las fotos de Facebook aparece junto a otros dos compañeros suyos que también aparecen en los registros fotográficos de los capturados en Haití tras el magnicidio.

Era un grupo de comando de 28 atacantes, incluidos 26 colombianos. Interceptamos a 15 colombianos y a los dos estadounidenses de ascendencia haitiana. Tres colombianos murieron, cuatro fueron detenidos, mientras otros ocho están prófugos. Se recuperaron las armas y materiales utilizados por los matones. Fortaleceremos nuestras técnicas de investigación y búsqueda para interceptar a los otros ocho mercenarios “, fue la primera versión del director de la Policía de Haití, Leon Charles.

En esta foto se ve Grosso Guarín quien fue retenido este jueves por las autoridades. En esta ocasión, un mes después, el hombre lleva barba y bigote en ‘candado’, como se ve en algunas fotos de su Facebook.

El ministro de Defensa, Diego Molano confirmó que se tratan de militares retirados. En el día de hoy (este jueves) la Interpol ha solicitado oficialmente información al Gobierno colombiano y a nuestra Policía Nacional sobre los presuntos responsables de este hecho, dijo el funcionario.

La Policía de Haití incautó cinco vehículos de la supuesta banda, pero tres de ellos fueron incendiados por una turba de civiles, que este jueves se concentraron frente a la comisaría de Pétion-Ville, en Puerto Príncipe, con la intención de linchar a unos sospechosos.

El general Jorge Luis Vargas Valencia, dijo que el presidente Iván Duque había ordenado a los altos mandos del ejército y de la policía de Colombia que colaboraran en la investigación. “Se formó un equipo con los mejores investigadores… se van a enviar fechas, horarios de vuelo, información financiera que ya se está recopilando para enviarla a Puerto Príncipe”, dijo Vargas.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que estaba al tanto de los informes de que los estadounidenses de origen haitiano estaban bajo custodia, pero que no podía confirmar ni comentar.

Los estadounidenses de origen haitiano fueron identificados por las autoridades de Haití como James Solages y Joseph Vincent. Solages, de 35 años, es el más joven de los sospechosos y el mayor tiene 55 años, según un documento compartido por el ministro de elecciones de Haití, Mathias Pierre. No quiso dar más información sobre los detenidos.

El cuerpo del presidente

El primera mandatario de Haití, Jovenel Moise, recibió doce impactos de bala durante el ataque que terminó con su vida el miércoles, según afirmó el juez de paz encargado del informe forense.

El juez Carl Henry Destin dijo al diario Le Nouvelliste que el cadáver de Moise tenía doce orificios ejecutados con armas de gran calibre y, también, de 9 milímetros.

“Lo encontramos acostado boca arriba: pantalón azul, camisa blanca manchada de sangre, boca abierta, ojo izquierdo perforado. Vimos un agujero de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera, uno en el abdomen”, relató el juez de paz.

El responsable de levantar el cuerpo dijo que además de Moise, la única persona que resultó herida fue la primera Dama, Martine, que está hospitalizada en Miami, Estados Unidos.

Tomado de Infobae