La ONU instó al régimen del dictador Daniel Ortega en Nicaragua a que libere a los opositores detenidos “arbitrariamente”

La Oficina Regional del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, así como la Comisión Interamericana han condenado la reciente privación de libertad de tres líderes campesinos y dos estudiantiles en Nicaragua y ha pedido su puesta en libertad.

La Policía Nacional de Nicaragua detuvo el pasado 5 de julio a cinco líderes campesinos y estudiantilesque se suman a las otras 21 personas que han sido arrestadas en las últimas semanas en el país centroamericano, según denuncias recibidas por los organismos mencionados, ha informado la ONU en un comunicado.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Comisión Interamericana también pidió a la comunidad internacional que realice un mayor esfuerzo para que se ponga fin a las acciones represivas en el país centroamericano.

De esta forma, Naciones Unidas y la Comisión del ente han calificado de “muy preocupante” que el Gobierno nicaragüense “se centre en los sectores campesino y estudiantil”, dos de los principales protagonistas en las protestas iniciadas en abril de 2018, así como en el diálogo nacional.

De hecho, algunos de los encarcelados se habían expresado con anterioridad como candidatos a presentarse a las elecciones presidenciales, previstas para el 7 de noviembre, entre los que se encuentra Medardo Mairena.

Otros de los apresados son líderes de oposición, defensores de derechos humanos, empresarios y periodistas independientes, así como otras 130 personas que siguen bajo arresto tras las protestas de 2018.

Es por esto que la ONU y la Comisión Interamericana han urgido a Nicaragua a poner fin a las detenciones arbitrarias y liberar a todas las personas arrestadas en el contexto de la crisis política que atraviesa el país.

Además, Naciones Unidas ha lamentado que, hasta el momento, ninguno de los detenidos ha podido ponerse en contacto con su familia ni hablar con ningún abogado elegido por ellos mismos.

Las informaciones recibidas por los organismos indican que el 6 de julio se expulsó del recinto de la Dirección de Auxilio Judicial al equipo legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos que había acudido a informarse sobre los líderes campesinos a los que representa y su situación.

Del mismo modo, han detallado que se les impidió el paso a los familiares de los líderes estudiantiles y a los periodistas que querían informar sobre el asunto.

La Oficina de la ONU y la Comisión Interamericana han pedido a la comunidad internacional que realice un mayor esfuerzo para que se ponga fin a las violaciones de derechos humanos en Nicaragua, que cesen las acciones represivas y que se restablezcan las garantías democráticas en la nación.

Ortega “tiene miedo de perder el poder”

El presidente Daniel Ortega “está desesperado, ha perdido el apoyo popular, y tiene miedo de perder su poder”, y por eso ha detenido a sus oponentes con miras a los comicios generales del 7 de noviembre, en los que el mandatario buscará una nueva reelección.

Así lo valoró este viernes el abogado estadounidense Jared Genser, defensor de los aspirantes presidenciales nicaragüenses de la oposición detenidos Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro García, durante una rueda de prensa telemática con periodistas en Managua.

“Lo que hace Ortega, en sus casos (Chamorro García y Maradiaga), absolutamente falta a la decencia. Si Ortega fuera un presidente fuerte no detendría a sus oponentes y ganaría en una elección justa, pero es obvio que está desesperado, ha perdido el apoyo popular, y tiene miedo de perder su poder”, sostuvo Genser, que se conectó a la videoconferencia desde Washington, EEUU.

“Una persona que hace cosas así (arrestar opositores) para mantener su poder es una persona pequeña, de verdad, sin poder”, apuntó el letrado.

La Policía de Nicaragua, que dirige Francisco Díaz, un consuegro de Ortega, mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora y Medardo Mairena, a quienes acusa de “traición a la patria”.

Además, a dos exvicecancilleres, dos históricos ex guerrilleros sandinistas disidentes, un dirigente empresarial, un banquero, una ex primera dama, cinco dirigentes opositores, dos líderes estudiantiles, dos dirigentes campesinos, un periodista, dos ex trabajadores de una ONG, y un conductor de Cristiana Chamorro.

Tomado de EFE y Europa Press