Un ladrón tomó de rehén a una mujer en Brasil y fue abatido por la Policía en plena calle

Dramáticos momentos se vivieron en la ciudad turística de Angra dos Reis en Brasil el miércoles cuando un delincuente tomó de rehén a una mujer en la vía pública, amenazándola con un arma de fuego, y fue abatido por disparos de la Policía.

Autoridades locales informaron que el hombre había ingresado, junto a otros tres ladrones, a un comercio dedicado a la venta de teléfonos celulares y el asalto se vio truncado por la llegada de la Policía Militar al lugar luego de que los empleados atacados denunciaran lo que ocurría.

Dos de los cuatro asaltantes se entregaron a la Policía y un tercero logró huir. Pero el cuarto hombre decidió tomar como rehén a una empleada y usarla como escudo humano en su intento de escapar.

El criminal tomó a la mujer del cuello y con una pistola calibre 9 mm en la mano se mantuvo apuntándole a la cabeza mientras buscaba la forma de darse a la fuga.

Filmaciones de testigos compartidas en las redes sociales muestran los minutos de tensión y cómo varios agentes rodearon al sujeto mientras caminaba para alejarse del comercio asaltado, hasta que un policía de civil abrió fuego para abatir al agresor y liberar a la rehén.

El gobierno local luego informó que el hombre fue trasladado al Hospital de Japuiba para que reciba atención médica pero murió por la gravedad de sus heridas. Los otros ladrones fueron trasladados a la comisaría de Angra pero el tercero aún está prófugo.

Las autoridades también señalaron que la mujer no presentó ninguna lesión más allá del colapso nervioso que sufrió por lo acontecido.

Uno de los videos en redes sociales revela que muchos civiles que se encontraban cerca del incidente celebraron con aplausos los disparos que abatieron al ladrón de 20 años.

Este hecho ocurrió en el centro de Angra dos Reis, una ciudad ubicada en el estado de Río de Janeiro, uno de los más violentos de Brasil y que registró 3.536 homicidios en 2020, según cifras del Instituto de Seguridad Pública.

De acuerdo con datos del Anuario Brasileño de Seguridad Pública 2020, entre enero y junio del año pasado fueron asesinadas cerca de 26.000 personas -una cada 10 minutos- un 7,1% más que en el mismo período de 2019, pese a las restricciones implementadas por la pandemia.

Tomado de Infobae / EFE