Las fuerzas de choque del régimen castrista agredieron a un fotógrafo de la agencia AP

Unas 300 personas afines al régimen castrista llegaron este domingo con una gran bandera cubana a la zona de Centro Habana gritando consignas a favor del fallecido Fidel Castro y la revolución cubana, y agredieron a un camárografo y fotógrafo de la agencia AP.

El reportero fue identificado como Ramón Espinosa, quien se encontraba cubriendo las multitudinarias protestas cuando fue atacado por las fuerzas de choque de la dictadura.

Ramón Espinosa cubría las multitudinarias protestas en La Habana cuando fue atacado por seguidores de la dictadura.

Una serie de manifestaciones sin precedentes con gritos de “¡libertad!” y “¡abajo la dictadura!” estallaron este domingo en Cuba, cuando el país atraviesa su peor crisis económica y sanitaria en 30 años.

Las protestas, ampliamente difundidas en redes sociales, comenzaron de forma espontánea por la mañana, un hecho muy poco común en este país, gobernado por el Partido Comunista (PCC- único), donde las únicas concentraciones autorizadas son las de ese partido.

“Abajo la dictadura”, “Que se vayan” o “¡Patria y vida!” – el título de una exitosa canción-, gritaron varios miles de manifestantes en San Antonio de los Baños, una pequeña ciudad de 50.000 habitantes a unos 30 kilómetros de La Habana.

“Libertad”, corearon centenares más en el Malecón, en la costa de La Habana.

Otras protestas fueron reportadas y transmitidas en vivo a través de Facebook o Twitter, a lo largo de este país donde el internet móvil llegó apenas a finales de 2018.

Un imponente despliegue militar y policial fue enviado durante la jornada a San Antonio de los Baños. El dictador cubano, Miguel Díaz-Canel, acudió a esa localidad acompañado por militantes del partido que marcharon al grito de “Viva Cuba” y “Viva Fidel”, mientras que a lo largo de su recorrido los pobladores seguían protestando a gritos contra la crisis económica.

Con el correr de las horas, los cubanos comenzaron a reportar cortes de Internet por parte de las autoridades. Los cortes de electricidad y los bloqueos de internet son una herramienta a la que usualmente recurre el régimen para sofocar protestas: el objetivo es que no se comparta ningún video ni convocatoria y, además, que el mundo no se entere de lo que está sucediendo allí. El hermetismo le ha permitido sobrevivir décadas a la brutal dictadura castrista.

Una residente, que habló bajo condición de anonimato, dijo que había participado en la manifestación de la mañana, harta de “la situación con la corriente y la comida”.

Díaz-Canel, pese al reclamo popular, prometió represión y llamó a los “revolucionarios comunistas a combatir” a los cubanos que protestan. “No vamos a permitir que ningún contrarrevolucionario, mercenario, vendido al imperio estadounidense, vaya a provocar desestabilización”, afirmó. Y amenazó: “Habrá una respuesta revolucionaria. Por eso convocamos a todos los revolucionarios comunistas a que salgan a la calle donde se vayan a producir estas provocaciones y enfrentarlas con decisión”.

“La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios”, expresó peligrosamente en una comparecencia televisiva especial.

Tomado de Infobae