Un tailandés sufrió severas lesiones luego de atascar su pene durante dos semanas en un candado durante un extraño fetiche sexual

Un tailandés sufrió una desfiguración permanente en el pene después de haberlo atascado en un candado durante dos semanas.

El hombre, soltero, de 38 años, sujetó el dispositivo de metal alrededor de la base de sus genitales en un extraño acto sexual, pero perdió la llave y su pene comenzó a hincharse.

Trató y no pudo quitar el candado pequeño, así que lo dejó en su pene durante más de 14 días hasta que se infectó y el dolor fue tan insoportable que lo llevaron de urgencia al hospital en Bangkok, Tailandia .

La avergonzada madre del hombre, que trató de ayudarlo, dijo a los médicos que a su hijo “le gusta meter el pene por pequeños agujeros”.

Ella le contó a los servicios de emergencia que habían llegado a la casa del hombre el jueves por la noche que su hijo no tenía novia y estaba ‘aburrido’ porque se había quedado en casa durante la pandemia de Covid-19.

‘Mi hijo es una persona reservada y no tiene novia. Se ha quedado mucho en casa durante la pandemia porque le preocupa salir. Me dijo que hizo esto porque estaba aburrido y le gusta meter su’ cosa ‘por pequeños agujeros. Estaba enojado con él por avergonzarme así y le dije que no lo volviera a hacer”, afirmó la mujer.

El oficial de rescate Thongchai Donson contó a los medios que recibieron la llamada de emergencia que la lesión era “peor de lo que esperaban” y tuvieron que llevar al hombre, a quien no nombraron, al hospital más cercano.

“Recibimos la llamada de emergencia y no sabíamos los detalles completos, así que nos sorprendimos cuando llegamos. Fue peor de lo que pensamos. Si el candado hubiera permanecido puesto por más tiempo, la infección podría haber sido tan grave que su pene habría comenzado a pudrirse y a tener gangrena”, dijo Thongchai.

Los médicos pasaron más de 30 minutos usando un cortador eléctrico para cortar la cerradura de metal. Deslizaron una delgada hoja de metal entre la barra y la piel del hombre para evitar que se cortara y rociaron agua sobre su cuerpo para lubricar.

“En el hospital tenía dolor y gritaba tan fuerte porque estaba muy hinchado. Quitar el metal fue muy difícil”, resaltó el oficial de rescate.

Una vez que fue liberada, le administraron una crema antibiótica y le dieron al hombre tabletas de penicilina.

A pesar de que su pene ahora está liberado, los médicos dijeron que podría haber un daño duradero debido a la cantidad de tiempo que estuvo atascado el candado, quedando desfigurado por la terrible experiencia.

“No podemos dar el nombre del hombre, pero queremos hacer públicas las noticias para evitar que otras personas hagan este tipo de cosas. Puede ser muy peligroso y dañar el cuerpo”, reiteró.

Tomado de Infobae

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .