China desafió a Estados Unidos, sancionó a seis personas y a una institución norteamericana

China anunció este viernes sanciones contra seis individuos y una institución de Estados Unidos, a dos días de la visita de la vicesecretaria de Estado de EEUU, Wendy Sherman.

La medida responde a las penas impuestas el pasado 16 de julio por Washington a siete funcionarios chinos por “socavar la autonomía” de Hong Kong.

En un comunicado emitido este viernes a última hora, el Ministerio de Asuntos Exteriores de del régimen chino detalló que las sanciones se impondrán al ex secretario estadounidense de Comercio Wilbur Ross, la presidenta del Comité de Evaluación Económica y de Seguridad China-Estados Unidos, Carolyn Bartholomew, y el ex director de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China Jonathan Stivers.

Las sanciones se impondrán al ex secretario estadounidense de Comercio Wilbur Ross, la presidenta del Comité de Evaluación Económica y de Seguridad China-Estados Unidos, Carolyn Bartholomew, y el ex director de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China Jonathan Stivers.

Asimismo, fueron objeto de sanciones la directora para China de la ONG Human Rights Watch, Sophie Richardson, DoYun Kim, del Instituto Democrático Nacional para los Asuntos Exteriores, el gestor de programas del Instituto Republicano Estadounidense, Adam King, y el Consejo Democrático de Hong Kong.

“Estados Unidos ha urdido la llamada advertencia de ‘negocios de Hong Kong’ para atacar de manera infundada el entorno de negocios de Hong Kong y ha impuesto sanciones de manera ilegal a varios funcionarios de la Oficina de Enlace del Gobierno central en Hong Kong”, protestó la cancillería china en el texto publicado en su página web.

Estas sanciones fueron las primeras emitidas por Beijing desde la aprobación, el pasado mes de junio, de una nueva ley contra sanciones extranjeras y llegan dos días antes de la visita, que comienza este domingo, de la número dos de la diplomacia estadounidense, Wendy Sherman, a la ciudad nororiental china de Tianjin, como parte de una gira asiática.

El pasado día 16, Washington advirtió a las empresas estadounidenses de los riesgos “emergentes” de operar en Hong Kong y sancionó a siete funcionarios chinos por su “socavar la autonomía” de ese territorio.

Según el gobierno estadounidense, muchos de los desafíos para las empresas se derivan de la Ley de Seguridad Nacional que Beijing impuso hace un año en Hong Kong para atajar las protestas antigubernamentales que tomaron las calles en la segunda mitad de 2019 y minar el movimiento prodemocrático de la ciudad.

Las relaciones entre Beijing y Washington comenzaron a deteriorarse en 2018, cuando el expresidente Donald Trump comenzó una guerra comercial con China que después se expandió a campos como el tecnológico y el diplomático, y si bien se han retomado contactos tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, el ambiente sigue siendo muy tenso.

Tomado de EFE