Murió otro militar de alto rango del régimen cubano: es el segundo en una semana y la dictadura no informó la causa

En medio del estallido social que sacudió al régimen castrista, este domingo se reportó la muerte del General de División de la Reserva, Rubén Martínez Puente. Se trata del segundo militar que muere en la última semana, tras el fallecimiento el fin de semana pasado del General de División Agustín Peña. En los dos casos, la dictadura no informó las causas de los decesos.

En el comunicado oficial las autoridades indican que, por decisión de la familia, los restos serán cremados. Además, apuntaron que las cenizas serán resguardadas para rendirle “un merecido tributo” en una fecha aún no establecida.

Martínez Puente, de 79 años, inició su carrera militar en la Sierra Maestra, bajo el mando de la columna dirigida por Raúl Castro en el Segundo Frente Oriental Frank País.

Rubén Martínez Puente con Fidel Castro

Llegó a ser el máximo jefe de la Defensa Antiaérea y de Fuerza Aérea Revolucionaria, luego de especializarse como piloto de aviación de combate en la antigua Checoslovaquia.

Según detalla el portal Periódico Cubano, luego de la revolución de 1959 estuvo al frente de la jefatura de la Brigada Aérea de San Antonio de los Baños. También participó en las guerras que desarrolló el dictador Fidel Castro en África (Angola) con ayuda del armamento soviético.

Sobre el final de su carrera militar se desempeñó como director de la Unión Agropecuaria Militar.

En la vida civil fue miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El pasado fin de semana, la dictadura cubana informó la muerte del general Peña Pórrez, por causas que el régimen tampoco quiso revelar. El militar era el máximo jefe del Ejército Oriental de Cuba, uno de los rangos más altos en la escala militar del régimen.

Ni el dictador cubano ni el diario oficialista Granma, que también reseñó el deceso, explicaron las causas del fallecimiento. El periódico sólo consiguió que su cadáver, al igual que en el caso de Martínez Puente, fue cremado y sus cenizas depositadas en el Panteón de los Caídos por la Defensa en la Provincia de Holguín.

Peña había sido ascendido al grado de general de División en 2020, y dirigía los que los cubanos llaman el “Señor Ejército”, que abarca desde la provincia de Camagüey hasta Guantánamo, incluyendo la línea fronteriza con la Base Naval que controla EEUU.

El Ejército Oriental fue creado por Raúl Castro en abril de 1961, pocos días después de Bahía de Cochinos. Bajo su mando se subordinan las unidades de Tropas Terrestres, la Marina de Guerra Revolucionaria y la Defensa Antiaérea y Fuerza Aérea Revolucionaria de la dictadura castrista.

Al no revelar las causas de estas muertes, se multiplicaron los rumores en las redes sociales sobre qué pudo haberles pasado.

Estos hechos se produjeron en medio de una oleada de arrestos y persecución de la dictadura cubana a la sociedad civil por las históricas y espontáneas protestas que se desarrollaron en toda la isla el 11 de julio pasado.

El régimen respondió con una brutal represión que dejó muertos, heridos, detenidos y desaparecidos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su “preocupación” por lo que considera como “graves violaciones” de los Derechos Humanos registradas en Cuba.

En un comunicado, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH ha reiterado su rechazo a las “acciones de represión durante las manifestaciones” y ha advertido de que las denuncias recibidas por parte de la sociedad civil “son graves y merecen la atención de las autoridades cubanas y la comunidad internacional”.

“Según la información recibida, las jornadas de protesta estuvieron seguidas de un despliegue policial tanto en las calles como en residencias de particulares, que se habría extendido por varios días”, recoge el texto.

Así, la CIDH ha indicado que los hechos denunciados “incluyen detenciones de cientos de manifestantes, incomunicación de las personas detenidas y la incertidumbre de familiares sobre su paradero”.

La CIDH ha señalado, además, que se han registrado actos de “vigilancia y monitoreo a residencias”, así como la apertura de procesos judiciales “sin que se garantice adecuadamente el derecho de defensa de las personas bajo custodia estatal”, tal y como ha recogido la cadena Radio Televisión Martí.

El Observatorio Cubano de los Derechos Humanos (OCDH) reclamó que la Unión Europea (UE) aplique sanciones al régimen de Cuba para forzar una “transición pacífica” que acabe con la “violación de derechos humanos” en el país, al denunciar más de setecientos detenidos y desaparecidos en las recientes protestas en la isla.

Esta organización no gubernamental, que aglutina a distintos activistas y exiliados de Cuba, entre otros, aseguró en un acto en la capital de España haber documentado la detención y desaparición de 601 hombres y 156 mujeres, incluidos 13 menores, desde el comienzo de las protestas el pasado 11 de julio.

Tomado de Periódico Cubano y Europa Press