Las imágenes satelitales que muestran la construcción en China de un segundo campo de silos para misiles nucleares

La Federación de Científicos de Estados Unidos (FAS) ha alertado este martes de un posible repunte de la fuerza armamentística de China después de que una serie de imágenes por satélite mostraran la construcción de nuevos silos para misiles en el gigante asiático.

El hallazgo se ha producido cerca de Yumen, en la provincia de Gansu, si bien los expertos han utilizado estas imágenes para localizar un segundo campo de silos cerca de Hami, en la región de Xinjiang, en el noroeste del país.

“La construcción de silos en Yumen y Hami constituye parte de la mayor expansión del arsenal chino llevada a cabo hasta ahora”, indicaron los expertos en un informe publicado este lunes.

“Los silos de Hami están colocados en un patrón de cuadrícula casi perfecto, a unos tres kilómetros de distancia, con instalaciones de apoyo adyacentes. La construcción y organización de los silos de Hami es muy similar a la de los 120 silos de Yumen, así como a la de la docena de silos construidos en la zona de entrenamiento de Jilantai, en Mongolia Interior”, detalló el informe.

Los trabajos en Hami, que se encuentra a unos 380 kilómetros de Yumen, comenzaron en marzo y no han progresado de forma significativa por el momento, tal y como explica la FAS. Teniendo en cuenta el trabajo de preparación, los científicos estiman que podría haber unos 120 y 110 silos, respectivamente.

Sin embargo, los silos podrían albergar un menor número de misiles. Los datos de la FAS señalan que China posee actualmente unas 350 cabezas nucleares. En 2020, el Pentágono detalló que este número giraba en torno a los 200, si bien espera que se duplique de cara a la próxima década.

El arsenal del país asiático es más pequeño que el de países como Rusia y Estados Unidos, que tienen unas 4.000 cabezas nucleares. Para los expertos, existen varios motivos para la construcción de estos silos. Entre otras cuestiones, esto podría responder a la modernización de las fuerzas estadounidenses, rusas e indias.

China podría temer, además, que sus silos sean fácilmente atacables, así como el sistema de defensa estadounidense. No obstante, el Gobierno chino ha asegurado en numerosas ocasiones que no tiene intención alguna de realizar ataques con armas nucleares –algo que únicamente utilizaría para defenderse.

Desde finales de los años 90, el Gobierno de Estados Unidos ha tratado de lograr que China se sume a los tratados internacionales para el control de armas, una cuestión que por el momento se ha resuelto sin éxito.

Durante la Guerra Fría, Estados Unidos desarrolló un plan para trasladar sus misiles balísticos intercontinentales a través de una matriz de silos en una especie de juego de trampas nucleares, para asegurar que los planificadores de guerra soviéticos nunca pudieran saber exactamente dónde estaban los misiles en un momento dado.

El auge de la construcción sugiere un gran esfuerzo para reforzar la credibilidad de la disuasión nuclear china, dijo el investigador Jeffrey Lewis, experto en el arsenal nuclear de China. Lewis, junto con su colega Decker Eveleth, descubrió los lugares de construcción después de semanas de analizar fotos de satélites comerciales del noroeste de China. Describió la escala del proyecto como “increíble”.

Las fotos del proyecto de construcción de Gansu fueron suministradas a Lewis y Eveleth por la empresa de satélites comerciales Planet Labs, que proporcionó un flujo continuo de imágenes actualizadas que mostraban los avances en cada una de las obras a lo largo del tiempo.

(Con información de Europa Press y Washington Post)