La bebé más pequeña del mundo al nacer, que pesó solo 212 gramos, ya salió del hospital

Una bebé que nació con un peso de apenas 212 gramos, más o menos lo que pesa una pelota de béisbol o una manzana, salió del hospital después de más de un año y llegó a su hogar.

Kwek Yu Xuan nació casi cuatro meses antes de tiempo en Singapur en junio de 2020, y los médicos consideraron que tenía pocas posibilidades de sobrevivir.

Pero el hospital que la albergó durante más de un año anunció el fin de semana que, “contra todo pronóstico”, había sido dada de alta en julio con un peso mucho más saludable de 6,3 kilogramos.

Se cree que es el bebé de menor peso que ha nacido y al que se le ha dado el alta para que pueda volver a casa. Un registro gestionado por la Universidad de Iowa incluye a un niño de 230 gramos nacido en Alemania en 2016 como el más ligero, pero el actual récord mundial Guinness lo tiene un niño estadounidense de 245 gramos nacido en 2018.

Yu Xuan nació mediante una cesárea de emergencia con algo menos de 25 semanas de gestación, según informó el Hospital Universitario Nacional de Singapur en un comunicado enviado a CNN este martes.

Un bebé a término nace después de unas 40 semanas, y los recién nacidos suelen pesar entre 2 y 3 kilos.

Yu Xuan pasó 13 meses en la unidad de cuidados intensivos neonatales del centro, y tuvo que depender de “múltiples tratamientos y máquinas” para sobrevivir, dijo el hospital. Pero añadieron que la niña estuvo “activa, alegre y receptiva” durante su estancia.

“Un rayo de esperanza en medio de la tormenta”

El centro describió a Yu Xuan como “un rayo de esperanza en medio de la tormenta”, dado que la totalidad de la extraordinaria y joven vida de Yu Xuan ha tenido lugar durante la pandemia de covid-19.

“Contra todo pronóstico, con complicaciones de salud presentes al nacer, ha inspirado a la gente que la rodea con su perseverancia y crecimiento”, dijo el hospital.

“Nos alegramos por la pequeña luchadora y su familia, y nos sentimos orgullosos de los cuidados prestados por nuestro equipo”, añadió el hospital en una publicación de Facebook. “Nuestros mejores deseos para la pequeña Yu Xuan mientras sigue creciendo, prosperando y venciendo las probabilidades cada día”.

La niña vuelve a casa con una enfermedad pulmonar crónica e hipertensión pulmonar, dos afecciones comúnmente asociadas a la prematuridad extrema, y sus médicos esperan que se recupere con el tiempo, según el hospital.

Los padres de Yu Xuan, Kwek Wee Liang y Wong Mei Ling, dieron las gracias al personal del hospital en el comunicado. Inicialmente habían planeado dar a luz a Yu Xuan en Malasia, donde vive su primogénito de 4 años, pero la madre de la niña fue ingresada en el hospital y dio a luz a la bebé tras sufrir preeclampsia, presión arterial alta durante el embarazo, a las 24 semanas y seis días de gestación.

La supervivencia de un niño nacido con menos de 400 gramos es “muy poco común”, según el registro de la Universidad de Iowa. Un estudio de 2016 reveló que, a pesar de los avances médicos, un niño nacido antes de las 28 semanas de gestación y con menos de un kilo de peso tiene alrededor de un 50-70% de posibilidades de sobrevivir.

“Ha sido un viaje difícil para Yu Xuan y agradecemos enormemente el esfuerzo concertado y el apoyo benévolo de nuestros colegas, donantes, así como de la comunidad en general, que han contribuido a su supervivencia y crecimiento”, ha declarado Zubair Amin, jefe y consultor principal del Departamento de Neonatología del hospital. “Ha sido un esfuerzo en equipo que encarna el espíritu de cuidado y compasión”.

Tomado de CNN