¿Una advertencia que raya en el autoritarismo?

¿Vacunarse o no vacunarse? Esa es una decisión individual y no debe ser una imposición. De esta manera vemos la “advertencia en evaluación” que hizo, el presidente Laurentino Cortizo el pasado viernes durante una gira por el interior del país… “Estamos analizando la posibilidad de que los funcionarios que no se vacunen se vayan de licencia, sin sueldo para sus casas”.

Nosotros somos fieles creyentes en Dios y en los avances de la ciencia en beneficio del ser humano, pero de allí a obligar al servidor público o un ciudadano común, para hacer o dejar de hacer algo, no es, ni será lo más prudente en una sociedad civilizada.

Las reacciones en rechazo a esta “advertencia” no se han hecho esperar y no es para menos, ya que casi todos coinciden que es un mensaje que raya en el autoritarismo, que ni las peores dictaduras de la región se han atrevido por ahora… ni a pensar.

También habló de que el funcionario público debe dar el ejemplo… pero… ¿cómo exigir un comportamiento correcto, cuando muchos allegados al GOB han violado las restricciones en cuarentena al ser sorprendidos participando en fiestas en yate, alcaldes oficialistas en las playas, sepelio y cumpleaños? Sin embargo, al común de las personas les aplican sin contemplación las sanciones fijada por Ley, y en el peor de los casos, son exhibidos en los medios.

Definitivamente estamos en un país donde muchos ‘servidores’ se han caracterizado por tener un doble discurso. Decimos esto porque hablan de contención del gasto público, de sacrificio a los panameños, pero el gasto excesivo no ha parado, porque siguen sin saber cuándo algo es necesario o prioritario.

Muchos piensan que esto no pasará del anuncio, como ocurrió cuando el vicepresidente José Gabriel Carrizo presentó el anteproyecto de Ley que buscaba descontarle un % del salario de algunos funcionarios para mitigar los efectos de la pandemia. Esto no pasó de allí y tampoco hubo insistencia.

Lo cierto es que el respeto al derecho ajeno es la paz, como alguna vez dijo Benito Juárez.