Hay dos ‘caídos’ por el escándalo de los hisopados que estremece al Minsa #Panamá

¡No renunciará! Lo vuelve a decir en menos de 6 meses. Palabras más, palabras menos, esta fue la respuesta que dio el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, aunque asegura que su cargo está a disposición del presidente Cortizo. Esta reacción del funcionario se da ante los cuestionamientos por el nuevo escándalo con tinte de conflicto de interés que salpica al jefe de epidemiología. Leonardo Labrador y la jefa de Salud Pública, Ana Lorena Chang, vinculados a la Junta Directiva de la empresa a cargo de los hisopados para ingresar a las islas del pacífico panameño.

Él dijo que su función es investigar y sancionar a los responsables. Aunque reconoció que la separación de ambos funcionarios del cargo se da ante la existencia de un conflicto de interés.

El ministro Sucre dijo primero en Twitter que se iniciaría una investigación por esto, un par de horas después y luego de reunirse con los funcionarios en el ojo de la tormenta, anuncia en conferencia de prensa que los separaba a ambos. 

“De hecho hay conflicto de intereses por ser funcionarios del Ministerio de Salud y participar de una empresa que está realizando hisopados, al igual que ustedes hemos sido sorprendidos en la voluntad y en la confianza que se le tiene a cada uno de los funcionarios de este Ministerio”, manifestó.

Explicó que “el Ministerio de Salud no ha contratado ninguna empresa para que haga hisopados en ninguno de los puntos, lo que tenemos es que esa empresa llegó de manera voluntaria y se instaló por unos días en esa área para promover su empresa y hacer hisopados”. Esta empresa funcionó en este lugar por varios días, a pesar del malestar de los viajeros por el nuevo cobro.

Hay que recordar que la semana pasada, el Ministerio de Salud, a través de un comunicado detalló un comunicado que la aplicación de las nuevas medidas para los viajeros hacia las islas del pacifico panameño, lo que buscan es minimizar el riesgo de contagios en aquellas áreas que actualmente no presentan casos activos por el COVID-19.

Lo cierto que, quedan algunas interrogantes: ¿Cualquiera puede poner un puesto y realizar pruebas médicas de cualquier naturaleza? ¿El puesto de hisopado del aeropuerto de Tocumen se instaló sin consulta previa a las autoridades de salud?

Antai se activa

Cabe mencionar que una vez se dio a conocer el caso, el Minsa indicó que iniciaría una investigación para determinar si usaron sus cargos para beneficiarse, mientras que la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai) solicitó a través de su cuenta de Twitter la separación de los funcionarios por conflicto de intereses.

Por su parte, el Ministerio Público inició una investigación de oficio por la supuesta comisión del delito de Tráfico de Influencias.

La medida

Mediante Decreto Ejecutivo N°816, el Minsa estableció que para ingresar a las islas, las cuales registran pocos casos de COVID-19, se debía presentar la tarjeta de vacunación con las dos dosis o una prueba de hisopado de al menos 72 horas. Muchos viajeros llegaban a Amador, desde donde parten a las islas, sin pruebas o con una sola dosis de la vacuna anticovid, por lo que debían hacerse el test para poder trasladarse a su destino.

A raíz de esta decisión, la empresa en la que figuran ambos funcionarios del Minsa estableció puestos de hisopado en los muelles, por un valor de B/.25.00.

Residentes, comerciantes de las islas y visitantes cuestionaron esta decisión tomada por el Minsa, por considerar que tenía efectos negativos en el turismo de estas zonas por el costo extra.

Durante una entrevista que dio el pasado 10 de agosto como jefa regional de Salud Pública, Chang destacó la importancia de hacerse las pruebas para evitar la propagación del coronavirus. Dijo que “la empresa que hace los hisopados es totalmente privada”, que conocían que tenían un costo “muy económico por injerencia de ellos mismos… nosotros no nos metemos en eso”, refiriéndose a la clínica de la que es parte.

Además de ambos ser funcionarios de altos cargos de la institución que impone las medidas de bioseguridad, se investiga en el Registro Civil para verificar si están casados, dado que trabajan en la misma institución.