Crisis sanitaria en Cuba. Denuncian que un paciente murió en la sala de espera de un hospital

Cuba atraviesa una aguda crisis económica y sanitaria que se ha visto agravada por la pandemia de coronavirus. En la isla hay escasez de oxígeno y medicinas, por lo que su sistema de salud sufre las consecuencias ante el aumento de casos de COVID-19. Este jueves, la activista Yoani Sánchez publicó un video en el que un paciente muere en la sala de espera del Hospital Arnaldo Milián de Santa Clara.

“Se nos mueren, se nos mueren… se nos mueren en sus casas, en los pasillos de los hospitales y en las salas de espera”, escribió Sánchez en su cuenta de Twitter. “Duele mucho ver, también, que el personal médico no tiene los suficientes medios de protección para el noble trabajo de salvar vidas que está haciendo”, agregó la activista cubana.

En tanto, aclaró que “este video me lo envió el colega Mario Pentón que, a su vez, se lo hizo llegar una familia temerosa de que publicar estas imágenes pueda significar una penalización a raíz del Decreto Ley 35″.

Recientemente, la dictadura cubana desplegó policías en las afueras de ese centro de salud, ubicado en la ciudad de Santa Clara, ante el temor de protestas por el precario estado del hospital que se ve reflejado en la atención a los pacientes.

El domingo, el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, informó que la cobertura de oxígeno medicinal se encuentra limitada en los centros sanitarios de Cuba debido a una avería en la principal planta productora de la isla.

La rotura de una pieza ha dejado inoperativa la planta, lo que ha provocado que las producciones de oxígeno estén “limitadas”, explicó Portal, citado por medios estatales.

Ante el colapso sanitario, la dictadura cubana culpa a los médicos y dirigentes locales y asegura que se están cometiendo errores, que hay indisciplinas y que la gente se queja más de la mala atención que de la falta de medicamentos.

En las el miércoles, Cuba reportó 8.683 nuevas infecciones con el SARS-CoV-2, causante de la covid-19, y 98 fallecidos, y evaluaciones de las autoridades sanitarias han señalado que en lo que va de agosto el promedio diario se ha incrementado a más de 8.000 contagios y 84 muertes, lo que sitúa al país como el de mayor incidencia en América Latina.

Los expertos señalan entre las principales causas de esta tercera ola en Cuba al “cansancio pandémico” con la consiguiente caída de la percepción de riesgo, las aglomeraciones en las calles por la escasez de alimentos y la circulación de nuevas variantes del virus más contagiosas como la delta.

Cuba atraviesa una profunda crisis económica que ha provocado un desabastecimiento de productos básicos y una preocupante escasez de medicamentos, lo que contribuye a agravar el impacto de la COVID-19, si bien en las últimas semanas ha recibido de países aliados cargamentos de alimentos e insumos sanitarios mientras están en marcha campañas para donar fármacos a la isla.

Tomado de Infobae