El 87% de los adultos mayores en Venezuela vive en situación de pobreza

Un 86,9% de las personas mayores en Venezuela vive en situación de pobreza, según indicó este viernes la ONG Convite, que se dedica a la promoción de derechos sociales, al presentar su informe anual sobre el acceso a la salud y el envejecimiento poblacional en el país.

”86,9% de las personas mayores en nuestro país viven en situación de pobreza”, dijo la directora de proyectos de Convite, Francelia Ruíz, al presentar el informe.

Explicó que la organización emprendió el año pasado una investigación en la que entrevistaron a 1.202 personas mayores en el país y se encontraron “datos alarmantes”, como que el 42% de las personas consultadas “dice haber tenido que reducir las porciones de comida”.

De esas más de 1.202, “el 20% nos dijo que come carne solo una vez cada 15 días y, además, solo el 9% de los encuestados nos dijo que logra cubrir su requerimiento básico”.

Destacó, asimismo, que uno de los datos que más les llamó la atención es que el 66% indicó “que extraña comer pescado”, pues argumentan que por los “altos costos no pueden tener acceso a este alimento”.

Ruíz recordó que la pensión de los adultos mayores en Venezuela no supera los 5 dólares mensuales y muchos de ellos tienen que acceder a medicamentos para tratar enfermedades comunes, como hipertensión o diabetes y que los mismos tienen precios elevados.

En ese sentido, también se refirió al índice de escasez de medicinas que llevan viviendo desde 2016 y afirmó que se ha reducido, debido a que el Estado ha levantado restricciones sobre la industria farmacéutica.

Según indicó, el “último índice de escasez general -de medicamentos- se ubicó en 43,6% para hipertensión, diabetes, infecciones respiratorias agudas, diarreas, depresiones y convulsiones”.

Esta crisis en Venezuela podría generar un éxodo de migrantes y refugiados nunca antes visto, según datos de la Organización de los Estados Americanos (OEA): podría pasar de los 5,6 millones hasta 7 millones para el primer trimestre de 2022.

El colapso de los servicios básicos y una deteriorada economía causante del alto costo de la vida podrían generar una nueva estampida de venezolanos buscando refugio.

Según David Smolansky, comisionado para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos de la OEA, la situación podría ser crítica: “Estamos hablando de un país donde el 96% de la población vive en pobreza o pobreza extrema, estamos hablando de un país donde cerca de 10 millones de personas padecen inseguridad alimentaria de acuerdo al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. Entonces, si se reabren las fronteras en Venezuela y el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro sigue en el poder, es altamente probable que volvamos a esa cifra de 5 mil venezolanos [al día] huyendo del país”, dijo a la Voz de América.

El informe de la OEA fue elaborado gracias a los testimonios de migrantes y refugiados venezolanos de todo el continente. En total, según Smolansky, se realizaron más de 600 entrevistas durante el año 2020.

“Es un deslave humano literalmente, y si bien es cierto que no están huyendo 5 mil personas todos los días porque la frontera está cerrada por la pandemia sigue siendo alarmante. Si se compara con antes del COVID, obviamente ha disminuido el flujo migratorio, pero cuando se interpreta desde el punto de vista de una frontera cerrada, sigue siendo alarmante”, asegura Smolansky.

De acuerdo con las estimaciones de la OEA, por tierra y por mar, entre 700 y 900 personas huyen diariamente en la actualidad por vías irregulares a pesar de la pandemia. Travesías cada vez más largas y peligrosas, por trochas controladas por grupos armados y coyotes al acecho de los desesperados.

Tomado de EFE