Trató de emular a Jesús, se enterró vivo y prometió resucitar al tercer día, pero cuando lo fueron a desenterrar no hubo milagro

Un pastor en Zambia murió después de que fracasara un intento de recrear la resurrección de Jesús, un milagro con el que pretendía volver a la vida después de enterrarse y permanecer bajo tierra durante tres días.

Pero James Sakara, un joven pastor de la iglesia de Sion no era Jesucristo, ni sus poderes era de alcances bíblicos, por lo que después de pasado el tiempo para volver de entre los muertos, fue desenterrado, pero nunca despertó.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Chadiza, en la provincia oriental de Zambia. Ahí, Sakara sirve como pastor de la iglesia de Sion en la ciudad, y había convencido a su congregación de que él era capaz de resucitar en tres días como lo hizo Jesús en los relatos de la Biblia.

Varios miembros de su congregación trataron de impedir que continuaran con su idea pero el pastor consiguió que fieles lo ayudaran a enterrarse vivo, cavando el agujero donde colocaría su ataúd y que luego fueran a desenterrarlo, con el ya mencionado desenlace.

Antes de intentar la resurrección, Sakara citó de la Biblia y explicó que la instrucción de Cristo a sus discípulos de ‘hacer esto en memoria mía’ la noche en que fue traicionado en realidad se refería a su resurrección, no sólo al uso de pan y vino en la Sagrada Comunión.

Sus tres ayudantes le ataron las manos y lo enterraron vivo, donde permaneció tres días.

Cuando llegaron a desenterrar a su pastor la congregación observó que no respondía pero intentaron llevar a cabo rituales espirituales para que obrara el milagro, pero tal cosa no sucedió y Sakara nunca reaccionó.

Sus seguidores entonces se dieron cuenta de que el intento de resurrección había sido un completo fracaso y que su líder se había ido de este mundo para no volver.

De los tres miembros de la iglesia que se ofrecieron como voluntarios para ayudar al pastor con su recreación, uno se entregó a la policía.

Los otros dos colaboradores de Sakara todavía son buscados y se cree que están huyendo.

Según los informes de la prensa local, el pastor dejó viuda una joven esposa que está embarazada de su primer hijo.

Tomado de Infobae