¿Pagan su maestría a costilla del contribuyente? La graduación de miembros del PRD y altos cargos del gobierno de Cortizo que costó $345 mil #Panamá

Mientras muchos niños, niñas y adolescentes pilan para ganarse una beca, hace poco se supo que un grupo de funcionarios con salarios jugosos fueron beneficiados con una ‘beca’ para estudiar por una maestría.

A las 6:00 p.m. del jueves 29 de julio de 2021, el anfiteatro del Ministerio de Relaciones Exteriores estaba listo para ser el escenario del acto de graduación de la primera cohorte de la Maestría en Gestión de Políticas Públicas de ADEN School of Government (Escuela de Gobierno).

La Escuela de Gobierno de dicha universidad, dirigida por el exembajador de Argentina en Panamá Jorge Arguindegui –quien también formó parte de la primera cohorte de 33 graduados– acogió a funcionarios de altos, medios y bajos mandos y miembros del partido de gobierno –el Partido Revolucionario Democrático (PRD)–, que desde finales de 2019, y durante pleno año pandémico (2020), hicieron su camino dentro de esta nueva maestría.

En un acto, que duró una hora y media, transmitido por el canal deYouTube de la Escuela de Gobierno de la Universidad en Panamá, se entregaron diplomas y se ofrecieron discursos, en los que se mantuvo la misma tónica: agradecimientos al presidente de la República,Laurentino Cortizo, y elogios para la “estrella de este gobierno”: la educación.

El discurso de fondo estuvo a cargo de Ana Heidy Tristán Pérez, quien obtuvo el grado de excelencia académica. Tristán Pérez, además de agradecer al presidente Cortizo, elogió su plan de gobierno y dio las gracias por las becas y créditos otorgados por el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu)para cursar esta maestría.

En efecto, el Ifarhu financió maestrías, por un total de $345 mil 600, gracias a un convenio de cooperación académica –No. 115-2019-028– firmado entre la Universidad ADEN y el director del Ifarhu, Bernardo Meneses. El convenio abarcaría hasta 20 estudiantes, a un costo de $19 mil 200 cada uno, con una vigencia de 2 años, a partir del 7 de octubre de 2019, aunque, al final, no fueron 20, sino más los beneficiados por el Ifarhu.

Según información a la que tuvo acceso La Prensa, de los 33 estudiantes graduados de la primera cohorte de esta maestría, al menos, 23 son o eran funcionarios provenientes del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Con el auxilio económico –no reembolsable– del Ifarhu, los estudiantes recibieron el financiamiento completo o parcial de la carrera.

Los documentos proporcionados por el director del Ifarhu a La Prensa señalan que, entre los funcionarios beneficiados, figuran el director de la Autoridad de Pasaportes de Panamá, Omar Ahumada, con ingresos de $7 mil mensuales; Katiuska Ramos, asesora técnica especializada de la Asamblea Nacional, con salario de $5 mil al mes. Incluso, fue beneficiada Donahy Raquel Shaud, con salario de $4 mil mensuales, quien hace poco dejó de ser la directora de la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis).

En el listado también aparecen delegados y directivos del PRD, como David Melo Mendoza, secretario de Comunicación del PRD; y el abogado, Óscar Coronado, presidente de la Juventud del PRD y coordinador de planes de la Presidencia, con salario de $4 mil 500 mensuales.

Igualmente están Gastón Dixon, delegado y segundo sub-secretario de Formación Política de la Juventud del PRD, y coordinador de base del circuito 8-10 del partido, quien hasta enero pasado se desempeñó como asistente de Tesorería en la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai); y Dionisio Méndez Torres, miembro fundador y actual secretario nacional de Asuntos Comunitarios del PRD, quien labora como asistente administrativo en la Asamblea Nacional, con salario de $3 mil 375 mensuales.

El listado lo engrosan coordinadores de planes y programas de la Presidencia, como Margorie Aldeano, con salario de $3 mil al mes; abogados del Ministerio de Economía y Finanzas, como José Antonio Restrepo, con ingresos de $4 mil mensuales; asesores de la Asamblea Nacional, como Aaron Shocron, con salario de $3 mil 500 mensuales, o el diputado suplente del circuito 8-8, Omar Castillo, con salario de la Asamblea que asciende a unos $1,500 al mes.

‘Nos buscamos algo sumamente económico’: Meneses

El director del Ifarhu, Bernardo Meneses, recibió a La Prensa en su despacho del piso 17 en el edificio Unicorp Business Plaza, sede de la institución. Consultado sobre el tema, admitió que los fondos con los que se beneficiaron a los funcionarios y políticos mencionados no son reembolsables.

¿Y cuál fue el criterio para elegir a los beneficiarios? Pues no parece haberlo habido, según se desprende de las palabras del director del Ifarhu: “Cuando recibimos los nombres brindados por la universidad –dijo Meneses– era discriminatorio decir, porque el señor es director de X institución no le voy a dar, y a este sí por otro motivo. Si participaron 20, 25, 22, 23 personas, se lo dimos a todo el que aplicó, y eso queremos dejarlo claro”.

La Prensa preguntó a Meneses por qué dar auxilios económicos no reembolsables a funcionarios con cargos temporales o con altos y medianos salarios. Meneses respondió: Qué argumento puedo tener yo, cuando esa persona cumple los requisitos para poder participar del auxilio económico. No es una beca, no es un préstamo, es un programa no reembolsable”.

Según el Ifarhu, la base legal para otorgar estos beneficios se da en el artículo 69 del Reglamento de Becas, Asistencias Económicas Educativos y Auxilios Económicos, que establece que “los auxilios educativos serán otorgados a funcionarios públicos y docentes universitarios que asistan a programas de educación continua…”.

“Creo que, como país e institución de aprovechamiento del recurso humano, tenemos el deber de fortalecer la gestión pública, no en base a 1 año, 2 años, 3 años, sino en base a lo que necesita el país”, subrayó el director del Ifarhu.

Meneses defendió los beneficios otorgados. “Buscamos algo sumamente económico. En administraciones anteriores se le dieron programas a personas que cobraban igual o más que con becas arriba de $65 mil”.

El funcionario apuntó entonces contra la gestión del excontralor Federico Humbert (2015-2020), quien se negó a refrendar becas que en ocasiones superaban los $200 mil o $300 mil por carrera, dirigidas –en algunos casos– a hijos de servidores públicos en ejercicio y con altos salarios.

“En la gestión del contralor Humbert se le negaron becas a personas que se las ganaron por excelencia, por tener salarios altos. Yo no voy a discriminar la educación de esa persona por el salario que gane”, subrayó Meneses.

Dos días después de la entrevista de Meneses con La Prensa, el administrador de la Autoridad de Pasaportes, Omar Ahumada –uno de los beneficiarios del Ifarhu– se dirigió a La Prensa en una entrevista que concedió a una radio local. “Hace poco recibí información de que un medio escrito iba a hacer una publicación en contra mía, por un crédito que yo recibí de parte del Ifarhu, y lamentablemente algunos medios se prestan para temas que son parte de la política panameña. Eso es parte del rejuego que vivimos en este país”, señaló.

Ahumada –cuyo subadministrador no figura como beneficiario del auxilio económico, pese a tener menos ingresos que su jefe– agregó que “recibir una beca no es nada ilegal. Tengo más de 20 años de trabajar en instituciones públicas”, y justo ahora es que estudia políticas públicas en esta maestría.

Y tal como mencionó Meneses a La Prensa, Ahumada dijo que le llama la atención –añadió– que este diario [La Prensa] hace eco de las becas de este gobierno, cuando hubo becas en el gobierno de Juan Carlos Varela, por $70 mil para un funcionario y no se publicó absolutamente nada”, sin revelar el nombre de esa persona.

Invitados

A la ceremonia de graduación asistió el exvicepresidente y excanciller de la República Samuel Lewis Navarro, el diputado presidente de la Asamblea Nacional, Crispiano Adames (PRD), y su vicepresidenta, la diputada Kayra Harding (PRD). También, miembros del gabinete del presidente Cortizo, como la ministra de Educación, Maruja Gorday de Villalobos; el de Comercio e Industrias, Ramón Martínez; el viceministro de Desarrollo Agropecuario, Carlos Rognoni; y el exdiputado PRD y expresidente del Parlamento Latinoamericano, Elías Castillo.

La Asamblea Nacional redactó una noticia celebrando la graduación, en la que remarcó la presencia de sus directivos, mientras los presentes publicaron imágenes en sus redes sociales Todas las fotos fueron tomadas por la sección de prensa, de la Asamblea Nacional.

Los costos

$345.600 fueron los fondos no reembolsables otorgados por el Ifarhu a 26 de los 33 estudiantes que se graduaron en la maestría. Los 7 restantes ­–la ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, la secretaria general del Ifarhu, Ileana Molo; el subadministrador de la Autoridad de Pasaportes de Panamá, Julián Pérez Lombardo; el director nacional de Innovación de la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental, Carlos Kan; la alcaldesa de Boquerón, Jesenka Espinosa; un diplomático peruano acreditado en Panamá; y el mismo director de la Escuela de Gobierno de ADEN, Jorge Arguindegui habrían sido financiados por la propia universidad o con fondos personales.

Según el convenio firmado entre el Ifarhu y Cristián Ramos Osorio, por la universidad ADEN, el 13 de diciembre de 2019, –y refrendado por la Contraloría el 26 del mismo mes– el costo de la carrera por estudiante se estableció en $19 mil 200, a los que se aplicaría un 10% de descuento. El monto saldría de la partida presupuestaria N° 112030308.010.629, denominada “otras becas”.

Según Meneses, el plan original incluía un viaje a Estados Unidos, a la George Washington University, pero fue eliminado por la pandemia, lo que llevó a reducir el costo del programa. Al hacer una simple división entre el monto pagado y los 26 beneficiados, el resultado equivale a un promedio de unos $13 mil 290 por estudiante.

Tomado de La Prensa