China limita a tres horas semanales la práctica de juegos ‘online’ por parte de los menores

China ha anunciado este lunes una reducción drástica del tiempo que los menores de 18 años pueden dedicar los juegos onlineSegún las nuevas normas aprobadas por el órgano regulador, los niños solo podrán emplear una hora diaria en esta actividad los viernes, los fines de semana y durante las vacaciones. El resto de días de la semana estará prohibido. La medida se explica por la creciente preocupación de las autoridades por la adicción a los juegos entre los más jóvenes, según han informado los medios estatales.

Las nuevas reglas precisan que dichos usuarios solo podrán jugar partidas entre las 20.00 y las 21.00, hora local, según la agencia de noticias Xinhua. Las empresas de juegos online no podrán ofrecer sus servicios a los menores fuera de ese horario y deberán asegurarse de ello implementado sistemas de verificación con nombres reales, especificó el regulador que supervisa los videojuegos.

Hasta ahora China prohibía que los menores jugaran más de tres horas en vacaciones u hora y media el resto de días. El pasado mes de julio, la compañía china Tencent Holdings anunció que, para aplicar estas restricciones, había introducido en 60 de sus títulos una herramienta de la polémica tecnología de reconocimiento facial. La idea era aprovechar la cámara de los dispositivos para comprobar si los usuarios son adultos.

Las nuevas reglas ven la luz en medio de una amplia represión de Beijing contra los gigantes tecnológicos locales, como Alibaba Group y Tencent Holdings, que ha desconcertado a los inversores, golpeando las acciones de estas compañías que se negocian en el país y en el extranjero. A principios de agosto, un artículo en el medio estatal Economic Information Daily aseguró que muchos jóvenes se habían vuelto adictos a este tipo de juegos, a los que dedicaban hasta ocho horas al día, y pidió medidas más severas a la industria del videojuego. “No se puede permitir que ninguna industria, ningún deporte, se desarrolle de una manera que destruya a una generación”, aseguró la publicación, que calificó estos videojuegos de “opio espiritual” y “droga electrónica”.

La publicación detalló que, entre los menores de edad que utilizan internet, un 62,5% juega a títulos online, y que entre 2019 y 2020 el porcentaje de ellos que lo hace más de dos horas al día durante las jornadas laborables pasó del 12,5% al 13,2%, vinculándolo a un peor rendimiento académico y a la proliferación de males como el insomnio, la miopía, la depresión o los conflictos intrafamiliares, según informó Efe.

La Administración Nacional de Prensa y Publicaciones ha asegurado también que aumentará la frecuencia e intensidad de inspecciones en las empresas de juegos online para asegurarse que establecen límites de tiempo y sistemas de lucha contra la adicción.

Tomado de https://elpais.com/