Nuevos detalles sobre las denuncias por acoso laboral contra Meghan Markle

Meses después de que Meghan Markle enfrentara acusaciones de intimidación por parte de ex empleados, está saliendo a la luz nueva información sobre las denuncias que recibió la esposa del príncipe Harry durante su breve paso por la familia real británica.

El príncipe Willian y su hermano menor Harry casi no tienen relación desde marzo de 2019 cuando el heredero al trono, según los informes, echó a los duques de Sussex del Palacio de Kensington por el presunto acoso del personal por parte de Meghan. En la explosiva entrevista que concedió a Oprah Winfrey en marzo pasado, el hijo de Lady Di dijo que su hermano y su padre, Carlos de Inglaterra, estaban “atrapados” por la institución.

En un nuevo epílogo de la edición de “Finding Freedom” de Carolyn Durand y Omid Scobie, las fuentes afirman que dos de los asistentes del palacio retiraron las acusaciones días después que el príncipe William y Kate Middleton se enteraran del accionar de Markle.

Las acusaciones contra la ex actriz estadounidense se conocieron por primera vez en un artículo de The Times en marzo, donde el entonces secretario de comunicaciones de la pareja, Jason Knauf, afirmó que Meghan “echó a dos asistentes y socavó la confianza de un tercer miembro del personal” en 2018 mientras vivía con Harry en el Palacio de Kensington, la residencia oficial de los duques de Cambridge y sus tres hijos: el príncipe George, de ocho años, la princesa Charlotte, de seis y el pequeño Louis, de tres.

Knauf informó sobre la situación en un “esfuerzo por proteger al personal”, según el artículo del citado periódico británico publicado pocos días antes de la esperada entrevista de Harry y Markle con Oprah Winfrey. “Me preocupa mucho que la duquesa haya podido intimidar a dos asistentes personales durante el año pasado. El trato a X fue totalmente inaceptable“, decía la denuncia de RRHH, que borraba los nombres de los empleados.

La duquesa parece decidida a tener siempre a alguien en la mira”, agregó Knauf. “Ella está intimidando a Y y buscando socavar su confianza. Hemos recibido informes tras informes de personas que han sido testigos de un comportamiento inaceptable hacia Y”.

Ahora se dio a conocer que los empleados dieron marcha atrás en sus acusaciones al enterarse de que Knauf había informado los presuntos incidentes sin su permiso.

Knauf envió un correo electrónico a Simon Case, entonces secretario privado del príncipe William, y actual secretario del gabinete del primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, después de tener conversaciones con Samantha Carruthers, jefa de recursos humanos.

Tras conocersela noticia en todo el mundo, el portavoz de Meghan y el príncipe Harry emitió una contundente declaración: “La duquesa está entristecida por este último ataque a su persona, particularmente como alguien que ha sido objeto de acoso”.

En respuesta a The Times, el vocero de Markle manifestó que la información respondía a “una campaña calculada” de difamación basada en “información engañosa y dañina”, y señalaba que “no es coincidencia” que aparezca justo cuando la pareja se disponía a hablar “honesta y abiertamente sobre su experiencia en los últimos años”.

El pasado 19 de febrero, los duques de Sussex confirmaron a Isabel II que no volverían a trabajar como miembros de la familia real británica, tras haber decidido hace un año apartarse de la monarquía, empezar una nueva vida fuera del Reino Unido y ser financieramente independientes. Tras esta confirmación, la reina de Inglaterra, de 95 años, decidió retirarle a su nieto -sexto en la línea de sucesión al trono británico- los patrocinios honorarios que ostentaba y distribuirlos entre otros miembros de la familia.

Tomado de Infobae