Magistrados y jueces de El Salvador se concentran para rechazar reformas que retiran a mayores de 60 años

Magistrados de Cámara, jueces de Primera Instancia y jueces de Paz de El Salvador se concentraron este miércoles en el Centro Judicial Isidro Menéndez para acuerpar el pronunciamiento de la Mesa Judicial que rechaza el decreto de la Asamblea Legislativa en el que se reforma la Ley de la Carrera Judicial y se ordena el retiro de jueces que tengan más de 60 años de edad o 30 años en funciones.

Los juristas dijeron que rechazan la reforma y los debates previos a estos “por ser ofensivos e indignos de la investidura judicial”.

Los jueces advirtieron que se cometió una inconstitucionalidad, pues los diputados de la Asamblea Legislativa no tienen iniciativa de ley en temas de la carrera judicial, conforme a lo establecido en el artículo 133 ordinal 3 de la Constitución de la República, y por la inexistencia de fundamento a la dispensa de trámite.

José Alberto Franco, juez de primera instancia, dio lectura al comunicado en el que aseguran que los jueces recurrirán a las instancias legales respectivas, nacionales e internacionales, para “restituir el Estado Constitucional y Democrático de Derecho, gravemente afectado con dicho decreto”.

Los jueces afirman que con la reforma aprobada por Nuevas Ideas y partidos aliados, “se vulnera la independencia judicial” en el país, y se violan derechos constitucionales como “el derecho al trabajo, la estabilidad laboral, igualdad, dignidad humana, debido proceso y seguridad jurídica”.

“Se ha producido violación de derechos constitucionales consolidados, como el derecho al trabajo, a la estabilidad laboral, igualdad, dignidad humana, debido proceso y seguridad jurídica de los funcionarios judiciales”, afirman los jueces en el documento.

El comunicado también rechaza el despido masivo al que conlleva el decreto y los jueces aseguraron que también se oponen a que los traslados y contrataciones se den de forma “subjetiva” e “imprecisa”.

Ayer, la Asamblea Legislativa aprobó reformas a la Ley de la Carrera Judicial y a la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR) con el objetivo de obligar a magistrados de cámara, jueces de primera instancia y jueces de paz, así como a fiscales que cumplan más de 60 años de edad o 30 de carrera sean obligados al retiro.

Sin embargo, esto no aplicará en el caso de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, según el decreto aprobado. 

Las medidas han sido duramente criticada por diferentes sectores debido a que afecta directamente la independencia del Órgano Judicial, así como el trabajo de la FGR.

La reforma a la Ley de la Carrera Judicial fue aprobada alrededor de las 6:00 de la tarde con 63 votos de diputados de Nuevas Ideas, PDC, GANA y PCN. Mientras que la reforma a la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República se dio una hora más tarde con 64 votos de los mismos partidos.

Las reformas, entre otras cosas, otorgan al fiscal general la potestad para “el ingreso, contratación, ascenso, traslados, renuncias o remoción de funcionarios” de la institución.

Actualmente, el artículo 46 de dicha ley señala que el fiscal decidirá sobre lo anterior pero escuchando al Consejo Fiscal integrado por el fiscal general adjunto, el auditor fiscal, el secretario general y dos Jefes con nivel de jefe Regional, sub-regional o jefe de división.

El titular del Ministerio Público, Rodolfo Delgado, fue nombrado el pasado 1 de mayo para ocupar su cargo tras la destitución del fiscal Raúl Melara por parte de diputados oficialistas y aliados.

Tomado de https://www.laprensagrafica.com/