Dinamarca elimina todas las restricciones covid; así se vive en las calles

En las calles no hay rastro de cubrebocas ni pases sanitarios. Las oficinas recobran actividad y los conciertos aúnan a decenas de miles de espectadores. Dinamarca despide este viernes las restricciones y vuelve serenamente a la vida de antes.

En esta antigua-nueva vida es posible organizar conciertos para 50 mil personas, sin necesidad de enseñar un certificado de vacunación o un test negativo al covid, algo bastante insólito en Europa, con numerosas restricciones todavía vigentes.

El 4 de septiembre, esta empresa ya había organizado un festival oportunamente llamado “retorno a la vida”, que reunió a 15.000 personas en Copenhague. 

Gracias a unos altos porcentajes de vacunación, del 73% entre sus 5.8 millones de habitantes, Dinamarca levantó casi totalmente desde el 1 de septiembre la exigencia del certificado anticovid instaurado en marzo. 

El viernes, se retirará también su obligatoriedad en los locales nocturnos, el único sector donde todavía estaba vigente.

Confianza en la estrategia

Pero Dinamarca cuenta con la confianza establecida en el país entre autoridades sanitarias y la población, recientemente destacada por la dirección europea de la OMS.

Ahora, con unos 500 casos diarios y una tasa de reproducción del virus de 0.7, las autoridades danesas consideran la epidemia controlada.

Entretanto, seguirán de cerca el número de hospitalizaciones y secuenciarán minuciosamente las muestras del virus para controlar su evolución. Además, desde el jueves, ofrecen a los colectivos más vulnerables una tercera dosis de la vacuna.

Aunque dentro de Dinamarca la vida vuelva a la normalidad, para entrar a este país escandinavo seguirá siendo obligatoria la presentación de un pasaporte sanitario o un test negativo.

Tomado de Excelsior