Incautan un narcosubmarino del Clan del Golfo con capacidad para transportar 3 toneladas de droga

El ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, confirmó en la noche de este sábado 25 de septiembre la incautación de un semisumergible de propiedad del Clan del Golfo. El mismo era empleado para movilizar importantes cantidades de droga desde Colombia hacia Centroamérica.

El anuncio se hizo en el marco de un evento de reconocimiento a la labor de los miembros de la Armada Nacional de Colombia, llevado a cabo en la Base Naval Arc, ubicada en Bahía Málaga al occidente del departamento del Valle del Cauca.

Según informó el funcionario, el hecho se dio hace dos semanas en el pacífico colombiano, en el marco de la Operación Senen. “En esa operación, gracias al dispositivo de un comando especial de 12 buzos de nuestra Infantería de Marina se logró llegar al punto donde había un campamento y adicionalmente se logró incautar y capturar un semisumergible que tenía el destino de rutas hacia Centroamérica”.

El ataque, llevado a cabo por miembros de la Armada Nacional, también dejó como saldo la neutralización de un ciudadano nicaragüense, que sería el responsable de la operación criminal del Clan del Golfo en esa región del país, así como el encargado de manejar las relaciones con distintos carteles de narcotráfico. También se logró la captura de otros tres integrantes de esa banda criminal y todo un arsenal de armas largas.

Por su parte, el almirante Gabriel Pérez, comandante de la Armada Nacional, le explicó a Noticias Caracol que los grupos narcotraficantes están construyendo vehículos cada vez más sofisticados. Como explicó, primero eran “una lancha normal de transporte marítimo; después, les introducen motores diésel en su interior; después, (proceden) a cerrarlos completamente herméticos; después, los vuelven eléctricos con posibilidades de mantenerse debajo del agua”.

Paralelamente, agregó, se han venido actualizando las operaciones que buscan combatir esta modalidad del narcotráfico, gracias al uso de personal cada vez más capacitado y equipado con lo último en tecnología. En el caso de los buzos, eso se ve evidenciado en el uso de cámaras especiales que permiten monitorear, desde tierra, todo lo que sucede bajo el agua.

Todo este componente nos ha permitido a la Armada Nacional incautar, en este año, 247 toneladas de cocaína”, concluyó el almirante Pérez.

En ese sentido, Molano destacó que en el país se han incautado, desde 1993, por lo menos 27 artefactos ilegales entre semisumergibles, sumergibles y lanchas de bajo perfil. Igualmente, manifestó que los resultados más significativos en este tipo de operaciones se han dado en los últimos tres años.

No sólo porque en ese periodo de tiempo se ha logrado la incautación de 111 de esos vehículos, que corresponden a cerca del 60 % del total mencionado, sino también porque “un total de 130.263 kilogramos de clorhidrato de cocaína transportados en semisumergibles han sido incautados por la Fuerza Pública en estos 3 años y medio, esto quiere decir que dejaron de llegar a los jóvenes 325.657.500 dosis”.

Lucha contra el narcotráfico

Valga recordar que, según el propio Ministerio de Defensa, sólo en 2020 se dispuso de al menos 18.700 hombres entre uniformados e integrantes de los grupos móviles avanzar con la erradicación manual de cultivos ilícitos.

Gracias a esto, se logró en dicho periodo la erradicación de un total de 130.000 hectáreas de los mismos, equivalentes a 120.000 canchas de fútbol o 3.4 veces la ciudad de Medellín. Eso se traduce en un golpe económico 302 millones de dólares que ya no entran a las arcas de los grupos narcotraficantes, al evitar la producción de 115.000 kg de clorhidrato de cocaína.

Sobre las cifras de 2021, la cartera de seguridad afirma que hasta el 22 de julio había un balance de 38.000 hectáreas de cultivos ilícitos erradicadas y al menos 346 toneladas de clorhidrato de cocaína incautadas, lo que representa un 30 por ciento más que el mismo periodo de 2020. Algo similar sucede con la hoja de coca, de las que se han decomisado 541 toneladas, que serían un 62 por ciento más que el año pasado.

Igualmente, se ha logrado la incautación de “más de ocho millones de galones de insumos sólidos, más de 47.000 toneladas de estos insumos sólidos y se han destruido más de 3.683 infraestructuras para la producción de drogas ilícitas”. Esta última cifra ha experimentado un crecimiento del 14 por ciento frente al mismo periodo del año anterior.

Tomado de Infobae