Políticos descarados y corruptos

Hace un par de horas un conocido y fiel lector de los editoriales de PanamaTimesPTY nos comentó a través de un chat que México ya no seguiría el programa de persecución de la droga con el apoyo de Estados Unidos, pero esto fue un poco más allá, y esta persona nos compartió su punto de vista al decirnos que… “México es un Estado Fallido, porque casi todos los Estados son gobernados por los narcos”. Esto nos hizo meditar unos segundos y le respondimos… “A México lo consume el crimen organizado y a Panamá la corrupción”.  

Ya el problema de Panamá de ser puente, trocha o ‘camino real’ de los narcotraficantes para mover sus cargamentos, paso a un segundo plano, aunque los decomisos se hayan multiplicado y a pesar, que los dueños o capos no sean atrapados, lo que ahora es más preocupante son los actos de corrupción con los impuestos de los contribuyentes. Donde el descaro agarrado de la mano de la política, siguen burlándose de quienes les dieron los votos para ejercer un cargo con transparencia y honor, sin embargo, estos políticos piensan que el pueblo les dio un cheque en blanco para hacer los que les da la gana.

No es raro escuchar a un gobernante decir que le dio o nombró a alguien para cumplir la cuota política con ‘fulano de tal’ o que el Honorable Diputado se benefició con varios puestos en diversos ministerios o en varias embajadas.

Es oportuno recordar aquellas palabras de un expresidente, quien dijo que los políticos se reparten los puestos en el gobierno como si fuera un pastel de cumpleaños. Cada 5 años la historia se repite como si fuera un círculo vicioso.…  ¿Cómo estos políticos son elegidos?

Sencillo, lo mejor que saben hacer estos políticos descarados es cobrar por no asistir a trabajar, le sacan el ‘jugo a las partidas circuitales’, se benefician con carros y celulares ‘gratis’; se dan los 3 golpes en grandes bufetes como si fueran vikingos”, se aprovechan de un subsidio que muchos han bautizado como el costo de la democracia y de paso su maleantería la han innovado, porque ahora incursionan en el negocio de las construcciones con empresarios de dudosa reputación. Esto les ha permitido que a algunos de estos políticos o HD, hablen como tuvieran un doctorado empírico en ‘contrataciones públicas’. Y como siempre, el más afectado en todo esto, es el bolsillo de los contribuyentes.

Lo anterior nos obliga a refrescar con tristeza, que el ser humano es el único animal que se estrella dos y tres veces con la misma piedra, porque el saco de arena, cemento, el ‘bonito’, un par de hojas de zinc, el tanque de gas o un nombramiento, los lleva a elegir una, dos, tres y más veces al mismo político que tiene como único norte, llenarse los bolsillos y lo más triste de todo, es que lo hacen con un descaro natural que raya en la sinvergüenzura.

Esto nos lleva a preguntarnos qué nos diferencia de México… ¿Qué México está azotada por el narco y que aquí, la corrupción se ha institucionalizado? ¿Qué país queremos para nuestros hijos?

Debemos tener claro que la corrupción impide que un pueblo tenga calles en buen estado, infraestructuras de calidad, escuelas, universidades, electricidad barata, agua, atención médica accesible y, sobre todo, trabajos dignos. Es decir, que de cada uno de nosotros va a depender que estos políticos descarados NO vuelvan a gobernar para que NO vuelvan a robarnos.