Revelaron las lesiones que sufrió Deontay Wilder tras su derrota contra Tyson Fury

El británico Tyson Fury noqueó el sábado al norteamericano Deontay Wilder en el undécimo asalto y conservó el título de campeón de peso pesado del CMB, en un espectacular cierre de trilogía llamado a convertirse en un clásico del boxeo. La pelea más esperada del año cumplió con las expectativas, con caídas a la lona por parte de ambos púgiles hasta que el Gypsy King, invicto en su carrera, derribó definitivamente a su contrincante.

El estadounidense tuvo que ser llevado a un hospital cercano después del combate, en donde se le realizaron varios estudios para determinar si tenía lesiones. Ya que ninguna era de gravedad, no fue necesario que pasara allí la noche, por lo que regresó a su hotel de Las Vegas. Quien dio detalles sobre su estadio fue su entrenador, Malik Scott, en diálogo con ENews.

El boxeador estadounidense tuvo que ser trasladado a un hospital después de haber sido noqueado, aunque no pasó la noche internado.

“Lo llevé a su habitación, después vio a un médico. Todo está bien… se rompió el labio, se rompió la mano, se rompió el dedo, el nudillo, algo así. Pero la vida sigue”, reveló quien se desempeñó como boxeador profesional que compitió entre 2000 y 2016 e incluso perdió un duelo ante Wilder.

Las heridas son producto de lo que fue un electrizante combate que permitió vibrar a los 15.820 espectadores del T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, en el cierre de una trilogía que comenzó con un empate en 2018. Luego, Fury noqueó a Wilder en el séptimo asalto del segundo combate, que tuvo lugar en febrero de 2020 y desde entonces ninguno de los dos había vuelto a luchar.

“No duden nunca de mí”, demandó el británico tras el combate quien besó la lona en el tercer asalto pero pudo recuperarse. “Cuando las cosas se pongan feas, siempre cumpliré”, sostuvo y agregó: “Fue una gran pelea esta noche, como cualquier trilogía de la historia”.

Ahora habrá que ver qué les deparará el futuro pero la prensa europea espera con ansias el choque británico entre Anthony Joshua y Fury, que habían previsto el duelo para este año, pero un arbitraje independiente le ordenó a The Gipsy King conceder a Wilder un tercer combate de revancha.

Además, tras su victoria ante Joshua del 25 de septiembre, el ucraniano Oleksandr Usyk es el actual dueño de los otros cetros de pesos pesados de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA), la Federación Internacional de Boxeo (IFB) y la Organización Mundial de Boxeo (WBO). Según su promotor, Usyk está cerca de conceder la revancha a Joshua, que podría disputarse en febrero o marzo de 2022. De esta manera, la pelea entre ingleses deberá esperar aún más.

Tomado de Infobae