Australia inició el desconfinamiento de Sídney tras una cuarentena de más de 100 días

La ciudad australiana de Sídney, la mayor del país, celebra este lunes la vuelta a la normalidad al poner fin a un confinamiento de más 100 días tras haber superado la barrera establecida por las autoridades del 70% de la población completamente vacunada.

”Este es el día que muchos han estado esperando, el día en que las cosas que damos por sentado las celebramos. Estar con la familia y los amigos, cortarse el pelo, comer juntos, ir al bar y tomar una cerveza con los compañeros”, dijo el primer ministro australiano, Scott Morrison, a periodistas en Camberra.

Algunos australianos esperaron con euforia frente a bares y peluquerías la cuenta regresiva hasta la medianoche del domingo, cuando de manera puntual algunos establecimientos reabrieron sus puertas para marcar el desconfinamiento, que impone restricciones mínimas a las personas que tienen la pauta completa de la vacuna.

”Estoy contento de poder cortarme el pelo y espero regresar a la oficina y trabajar de nuevo”, dijo a la cadena pública SBS Mark Raymond, quien junto a su pareja fue uno de los primeros clientes que tuvo una peluquería del centro de Sídney.

Reapertura para los vacunados

A partir de hoy las personas que tengan la pauta completa de la vacuna disfrutarán de menores restricciones, que aquellos que solo tengan una dosis o ninguna, con la excepción de contar con un certificado que desaconseje la vacunación por razones médicas.

Por la mañana y pese a la lluvia, muchos habitantes de la ciudad llenaron gimnasios y cafeterías, cerrados desde el confinamiento decretado el 26 de junio por un brote vinculado a la variante delta y adoptado en el marco de la política australiana de ordenar la permanencia en casa y el cierre de los negocios con pocos casos de la covid-19.

Este regreso a la práctica normalidad, que ha llenado las reservas de los restaurantes, permite a los más de 5,3 millones de pobladores de Sídney los desplazamientos a lo largo de la ciudad y que diez personas totalmente vacunadas puedan reunirse en una casa, así como la reapertura de los negocios con límites al aforo.

Las personas que por el contrario cuenten solo una dosis o aún no hayan sido vacunadas deberán esperar hasta completar la pauta para retomar la práctica normalidad o aguardar hasta el 1 de diciembre, fecha programada para la reapertura sin restricciones en Nueva Gales del Sur y cuando prevén llegar al 90 % de la vacunación.

Repunte económico

Al celebrar el desconfinamiento, el ministro australiano del Tesoro, John Frydenberg, dijo este lunes que el estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney y representa un tercio de la economía del país oceánico, está “lista para el despegue” y ello “reavivará a la economía nacional”.

El confinamiento en esta ciudad y otras partes del estado, que este lunes notificó 496 infecciones locales y 8 fallecidos, le ha costado a la economía unos 732 millones de dólares semanales.

Este monto de pérdidas es similar a las del estado de Victoria, que confinó a mediados de agosto a la urbe de Melbourne y donde este lunes se reportaron 1.612 infecciones locales y 8 decesos.

Victoria espera superar el objetivo del 70 % de la vacunación a finales de mes, lo que le permitirá salir del confinamiento a los más de cinco millones de pobladores de Melbourne, la ciudad que acumula más días bajo órdenes de confinamiento de todo el mundo.

La vuelta a la práctica normalidad en Australia, a distintas velocidades según las regiones, supondrá un crecimiento de la economía del 4,5 % en 2022, según recientes predicciones de la consultora Deloitte Access Economics.

Australia espera reabrir sus fronteras internacionales en noviembre una vez que alcance, aproximadamente hacia finales de mes, el 80 % de la inmunización contra la covid-19.

La nación acumula más de 127.000 infecciones y casi 1.450 fallecidos desde el inicio de la pandemia, mientras a logrado vacunar al 61 % de su población objetivo con la pauta completa y más del 82 % con al menos una dosis.

Tomado de EFE