Laura Richardson será la primera mujer a cargo del Comando Sur de EEUU

El Comando Sur (Southcom), con sede en el sur de Florida, anunció este viernes que la teniente general Laura J. Richardson asumirá el próximo 29 de octubre como la primera mujer a cargo de esta institución del Ejército de Estados Unidos que coopera en temas de seguridad con los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe.

Richardson, de 57 años y quien antes de la ceremonia de cambio de mando será ascendida al rango de general, reemplazará al almirante de la Marina Craig S. Faller, quien asumió ese cargo en noviembre 2018.

En su nuevo cargo Richardson, quien en el pasado ha estado desplegada en operaciones de apoyo en Irak y Afganistán, es responsable de la cooperación de Estados Unidos en defensa y seguridad con países socios en Latinoamérica y el Caribe, así como de las operaciones militares estadounidenses en la región.

En entrevista reciente con Efe el almirante Faller destacó que la teniente Richardson “es extremadamente talentosa” y enfrentará básicamente los mismos desafíos, especialmente antidemocráticos, que él desde que asumió la jefatura del Southcom.

Richardson lleva más de tres décadas en las Fuerzas Armadas, a las que se unió en 1986. Su sueño era ser piloto de helicópteros, y empezó a prepararse para serlo cuando tenía 15 años y a las mujeres todavía no se les permitía manejare aeronaves de combate.

Ya como soldado, voló helicópteros Sikorsky UH-60 Black Hawk y cumplió dos misiones de combate, en Irak y en Afganistán, además de servir como asesora militar del ex vicepresidente Al Gore (1993-2001) y transportar el maletín nuclear.

En 2017, Richardson se convirtió en la primera mujer subcomandante del mayor mando del Ejército, conocido como Forscom, que llegó a liderar de forma interina a finales de 2018.

Está casada desde hace más de 30 años con otro teniente general de tres estrellas, James Richardson, al que conoció en la escuela de aviación y con el que tiene una hija y una nieta.

Fue confirmada en agosto pasado por Senado de Estados Unidos tras ser nominada por la Casa Blanca.

Entre otras, Richardson se desempeñó antes como comandante general del Ejército Norte de Estados Unidos en la Base Conjunta de San Antonio (Texas).

Richardson será la primera mujer a cargo del Comando Sur de EEUU y es la segunda mujer que lidera un comando combatiente en la historia de Estados Unidos, después de la general retirada Lori Robinson, que dirigió el Comando Norte entre 2016 y 2018.

Faller, de 60 años, se retirará después de casi cuatro décadas de servicio militar como oficial naval. El almirante ha sido además un crítico del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, al considerarlo una “vergüenza” que ha “destrozado durante 25 años el país, arruinado a su pueblo y violado sus derechos humanos”, según dijo a Efe.

Señaló entonces que están enfocados en ayudar a Colombia, que ha absorbido un “tremendo aumento de migrantes venezolanos”.

Como comandante del Southcom, el almirante impulsó una mayor dotación de recursos en apoyo de las operaciones antinarcóticos en la región. También supervisó la asistencia de respuesta al COVID-19 en el Caribe y Latinoamérica y operaciones de socorro en casos de desastre tras los devastadores huracanes en Centroamérica y el reciente el terremoto de Haití.

El Southcom, uno de los seis comandos unificados del país, tiene su sede en Doral, una ciudad aledaña a Miami, en el sur de Florida.

Tomado de EFE