India reabre las escuelas en varias regiones por la baja de casos de COVID tras 19 meses cerradas

La capital india retomó hoy las clases presenciales con ciertas condiciones; el aforo al 50%, y la no obligatoriedad, después de que en marzo del año previó la llegada del COVID obligó a clausurar los centros educacionales del país.

“¡Al fin! Hoy, después de más de un año y medio, todos los niños han vuelto a la escuela”, anunció en su cuenta de Twitter el jefe adjunto del Gobierno capitalino, Manish Sisodia, después de que hasta ahora solo pudieran acudir los niños de los niveles superiores.

Además de Nueva Delhi, los estados sureños de Tamil Nadu y Kerala reabrieron este lunes las puertas al los estudiantes de educación primaria y celebraron la vuelta a las aulas con canciones, según las imágenes difundidas por el canal de noticias Delhí NDTV.

Pese a que las tres regiones van a seguir implementando la modalidad de clases en línea para aquellas familias que todavía no se sienten seguras de enviar a sus hijos al colegio, el país parece tener cada vez menos miedo a la nueva normalidad.

Otras regiones indias también empezaron las últimas semanas a abrir paulatinamente sus aulas, en la mayoría de los casos solo para los estudiantes de grados superiores. Esto se debe en gran parte al descenso en el país de casos de COVID, con 12.514 de casos notificados por día, una de las cifras más bajas desde el pasado marzo, elevando el total de contagiados a 34,2 millones en el país asiático.

India reportó además 251 muertes por COVID, situando el cómputo global de fallecidos desde el inicio de la pandemia a 458.437. Los datos se alejan de la realidad que vivió este país de 1.300 millones de habitantes en el pico de la pandemia el pasado mayo, cuando se notificaron más de 400.000 casos y 4.500 muertes diarias, en medio de la escasez de suministro médico y la saturación en hospitales y crematorios.

Por su parte, la nación asiática administró en la última jornada 1,2 millones de dosis contra la covid que se suman a los más de 1.000 millones de sueros aplicados desde que dio inicio la ambiciosa campaña de vacunación a mediados de enero. Del total, más de 730 millones de personas disponen de al menos una dosis, mientras que solo 330 millones ya disfrutan de la pauta completa.

El gobierno indio, apunta a vacunar un billón de habitantes para el final del año, con la vacunación infantil comenzando apenas este aprobada. Un portavoz del gobierno de Delhi le dijo al diario digital Al Jazeera que, bajo condición de anonimato, se tomó la decisión de reabrir las escuelas en vista de la considerable disminución de los casos de COVID-19. “El gobierno está atento. Además, todos, desde el personal docente hasta el no docente, están vacunados“, dijo.

“Si alguna escuela es sorprendida incumpliendo las reglas, se tomarán medidas estrictas”, agregó, incluido el “cierre inmediato” de una escuela si se detecta alguna infección por virus allí.

Aunque los niños están emocionados de volver a la presencialidad, algunos padres preocupados dijeron que todavía no quieren enviar a sus hijos a la escuela. Drisha Adhikari es una estudiante de cuarto grado en una escuela privada en Delhi. El lunes, hizo las clases virtuales.

“Las clases físicas son mejores porque podemos reunirnos con amigos y profesores, y son más divertidas que las clases en línea”, dijo Drisha. Pero su madre, Anamika Adhikari, dijo que no quiere enviar a su hija a la escuela porque los niños en India aún no están vacunados.

“Aunque quiero que vuelva a la escuela lo antes posible, también estoy preocupada. Incluso si las escuelas abren por completo, no la enviaré inicialmente porque quiero ver cómo va”.

Tomado de Infobae