Así fue el momento en que la pequeña Cleo Smith fue rescatada por la policía de Australia tras estar 18 días secuestrada

Una niña australiana de cuatro años secuestrada de un campamento hace 18 días fue hallada “sana y salva” durante una redada en una casa el miércoles, y le dijo a sus sorprendidos y eufóricos rescatadores: “Mi nombre es Cleo”.

Cleo Smith había sido vista por última vez en la carpa de su familia alrededor de la 1.30 a.m. hora local (1730 GMT) el 16 de octubre en el remoto campamento Blowholes Shacks en Macleod, a unos 900 km al norte de Perth, la capital del estado de Australia Occidental. Cuando sus padres se despertaron a la mañana siguiente, la niña había desaparecido. La desaparción, que desató comparaciones con el caso de la niña británica Madeleine McCann, provocó una frenética búsqueda por aire, mar y tierra en la que participaron 100 oficiales y decenas de voluntarios.

Muchos temían que la búsqueda terminara en tragedia, pero después de una redada nocturna en una casa en la ciudad costera de Carnarvon, a poca distancia en automóvil de donde desapareció, la policía anunció que la niña había sido encontrada sola, pero viva.

Las imágenes publicadas por la Policía de Australia Occidental mostraron a Cleo, de cuatro años, siendo rescatada y en los brazos de un oficial en las primeras horas del miércoles.

En el video se ve al detective Cameron Blaine, uno de los cuatro rescatistas que ingresaron a la casa alrededor de la 1:00 am (1700 GMT del martes), preguntarle a la niña: “¿Estás bien? ¿Vamos a llevarte a ver a mamá y a papá, ok?”.

Blaine dijo que después de la conmoción inicial le preguntó a la niña su nombre tres veces antes de recibir su electrizante respuesta: “Mi nombre es Cleo”.

La policía admitió que “detectives experimentados” estaban “llorando abiertamente de alivio” por el descubrimiento y cuando Cleo se reunió con sus padres en un hospital poco tiempo después.

Su madre, Ellie, recurrió a las redes sociales para expresar su alivio. “Nuestra familia está completa otra vez”, publicó en Instagram debajo de una foto de Cleo.

Más tarde, la policía publicó una imagen de la niña en una cama de hospital sosteniendo una paleta de hielo, saludando y sonriendo.

Los oficiales dijeron que estaba de buen humor y brincando como “un conejito energizante”.

“Es muy raro. Es algo que todos esperábamos en nuestro corazón, y se ha hecho realidad”, dijo el subcomisionado de policía Col Blanch en una conferencia de prensa.

“Qué gran día. Ahora hemos devuelto a Cleo a sus amados padres. Es un día maravilloso para esta pequeña niña y su amada familia. Es un día realmente especial para Australia Occidental, de hecho sé que la nación se regocija por el hecho de que hemos podido realizar esta operación y nunca perdimos la esperanza. Y sé que los padres de Cleo nunca perdieron la esperanza y es una oportunidad maravillosa para mí para darte las gracias“, dijo por su parte el comisionado de la policía de Australia Occidental Chris Dawson.

Un hombre local de 36 años ha sido detenido y está ayudando con las investigaciones, dijo la policía. Se espera que sea acusado más tarde el miércoles.

“No voy a dar más detalles sobre ese hombre, aparte de decir que es un hombre de Carnarvon”, dijo Dawson.

“Oraciones respondidas”

Ellie Smith había descrito su angustia al despertar a las 6:00 am para encontrar la tienda de la familia abierta y su hija mayor desaparecida.

Sus súplicas públicas de ayuda para traer a Cleo a casa habían provocado una gran cantidad de apoyo de toda Australia.

Después de que se supo la noticia, las calles habitualmente tranquilas de Carnarvon, que cuenta con una población de alrededor de 4.500 habitantes, se llenaron rápidamente de globos rosados y carteles de “bienvenido”.

“Hubo lágrimas en los ojos de muchos en la ciudad hoy. Todos estamos muy emocionados y felices, todos solo querían que Cleo volviera con sus padres”, dijo a la AFP Julee Nelson, residente de Carnarvon.

“Ha sido un período muy doloroso… todos lo celebrarán durante mucho tiempo hoy. Todo es bastante hermoso”.

El alcalde de Carnarvon Shire, Eddie Smith, dijo que la ciudad, famosa por sus plantaciones de banano, se había unido para ayudar con la búsqueda.

“Somos una pequeña comunidad fuerte y esto ha fortalecido el vínculo entre los residentes”, dijo a la AFP. “No podría estar más orgulloso”.

El primer ministro estatal, Mark McGowan, expresó su alegría al recibir la noticia durante la noche.

Recibió una llamada por primera vez a la 1:38 am, pero admitió tímidamente: “No respondí, estaba dormido”. Aún así, a las pocas horas, había recibido la “hermosa” imagen de la niña sonriendo desde una cama de hospital.

“Habrá películas sobre esto”, dijo. “Nunca sabes qué esperar, esperas lo mejor, pero te preparas para lo peor”.

“Es genial brindarle al país noticias positivas”, agregó.

Mientras que la policía utilizó inteligencia humana, imágenes de vigilancia y análisis forenses para encontrar a la niña, decenas de voluntarios recorrieron los matorrales cercanos en busca de pistas.

El mes pasado, la policía había ofrecido una recompensa de 1 millón de dólares australianos (750.000 dólares estadounidenses) por información que condujera a la recuperación de Cleo después de que se temiera que la secuestraran.

Se cree que el secuestro no fue planeado y fue “oportunista”. El sospechoso no estaba en una lista local de delincuentes sexuales y solo se convirtió en una persona de interés hace un día.

El primer ministro McGowan rindió homenaje a la familia. “Ellie y Jack, los padres de Cleo, han pasado por mucho en los últimos 18 días, traumas terribles, algunos ataques violentos y, sin duda, momentos muy difíciles y tristes. Todos nuestros pensamientos van hacia ellos”.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: