“Llegó el día y sí, la amo”: Jorge Suárez, hijo del Mono Jojoy, a novia uribista antes de su boda

Jorge Suárez, hijo del Mono Jojoy, heredó la prudencia de su padre. Es tranquilo, sereno y en algunas ocasiones poco expresivo. La noticia de su boda en la noche de este viernes habría pasado desapercibida si la novia, Catalina Suárez, hubiera sido una mujer cualquiera. Él -así no responda por el pasado oscuro de su padre- es hijo de uno de los comandantes guerrilleros más temidos durante décadas. Ella, una periodista uribista, de derecha, quien recientemente llegó a la emisora W Radio. Los dos son de extremos distintos, de pasados diferentes, pero pesó más el amor.

La boda la bendijeron Álvaro Uribe y Pastor Alape, dos líderes de extremos y bandos distintos. El primero, un dirigente admirado por la periodista; el segundo, casi un padre para Jorge tras la muerte de Jojoy a manos de las Fuerzas Militares.

Uribe respetó la decisión de Catalina. Al otro lado del teléfono fue respetuoso. Y, contrario a lo que muchos pensaban, celebró el romance. Al menos, le entregó consejos. La periodista, sorprendida por la reacción del jefe del Centro Democrático, con el ojo encharcado, se sintió segura y agradeció el gesto. Lo demás no importaba. Su familia, amigos, compañeros y su gran admirador político estaban de acuerdo. La boda se organizó y en la noche de este 5 de noviembre se cristalizará. Será por lo alto a las afueras de Bogotá.

Jorge no necesitaba aprobación. En su lado el escenario es más sencillo, más cómodo. Se crio en Bogotá, aunque algunos especulan que estudió fuera del país en la época de la guerra. No tuvo jerarquía en las Farc, pero portó el camuflado que colgó cuando la guerrilla entregó las armas y terminó en la vida civil. Él fue clave en el proceso de desmovilización del grupo subversivo que lideró su padre.

Jorge -periodista, experto en herramientas digitales- está enamorado de Catalina. La vida, las distancias, los polos opuestos, el mismo apellido y la misma fecha de cumpleaños, los hizo uno solo. Ella se enamoró a primera vista apenas lo vio ingresar por la puerta de un apartamento en Bogotá hace unos meses. Él, más cauteloso, la fue conociendo y su amor terminó desbordado. A ella no le importó cuando le confesó la verdad sobre su padre. Hubo silencio, sorpresa, pero entendimiento. “Llegó el día y sí, la amo, elegí a la mujer inteligente, con valores y valiente para dar el sí más importante de mi vida”, dijo Jorge Suárez.

Es ella -añadió-, “se las presento, es la gran periodista Catalina Botero y es la defensora y promotora del respeto a la diferencia. Construyó paz desde cada acción en mi vida, tenemos proyectos juntos y hoy le decimos al país que sí es posible”, expresó el novio, con quien Catalina ha recorrido territorios inhóspitos de Colombia, selvas, ríos, montañas que ni en sueños había imaginado que existieran. “Nada más que decir. Nos amamos. No pensemos desde el odio sino desde el amor”, remató Jorge.

La boda será católica, como Catalina la soñó desde pequeña. El vestido es blanco, largo, con el que espera cautivar al novio. Él, lucirá traje ante las fotografías que empezarán a registrar los invitados a la boda. Lo entregará su familia materna.

La boda de Catalina y Jorge es tendencia. Y es la más fiel demostración de que el amor trasciende fronteras y salta por encima de cualquier obstáculo.

Tomado de la Revista Semana

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: