Indemnizan con 17,5 millones de dólares a un joven que quedó paralítico tras una brutal paliza propinada por guardias de prisión en EE.UU.

Las autoridades del estado de Ohio (EE.UU.) han acordado pagar una indemnización de 17,5 millones de dólares a un joven que quedó paralítico, después de que los guardias del correccional en el que cumplía su condena lo golpearan brutalmente, informa la prensa local.

La agresión ocurrió en la Institución Correccional de Chillicothe en abril de 2020, a dos meses de que Seth Fletcher saliera en libertad. Dos guardias golpearon con «fuerza sádica y maliciosa» al convicto, quien les había advertido que no podía sentir ni mover las piernas. Los agentes no le hicieron caso y mientras lo arrastraban lo dejaron caer intencionalmente, según la demanda presentada por la defensa de Fletcher.

Los autores de la agresión sabían que habían provocado graves lesiones en la espalda y que el reo necesitaba atención médica, pero decidieron ignorarlo y lo dejaron en una celda durante dos días antes de llevarlo al hospital. Entre otras cosas, cuando Seth, de 21 años, les pidió agua los guardias estos le vertieron el líquido en el rostro. Además, uno de ellos se jactaba de la paliza.

«La tortura y mutilación de un reo en Estados Unidos suena medieval. Sin embargo, sucedió», dijo la defensa de Fletcher. Él estaba cumpliendo una pena de dos años por un delito relacionado con material sexual que involucraba a su novia, menor de edad. La defensa alegaba que el material se hizo de forma consensuada con la adolescente, que entonces tenía 16 años.

Tomado de RT