Bebé de Albama ingresa al Libro de los Récord Guinness por ser el bebé más prematuro que logró sobrevivir

El pasado miércoles, el Libro de los Récord Guinness, junto con el Hospital UAB de Alabama anunciaron oficialmente el registro de un bebé que nació en este sitio llamado Curti Means, el cual fue inscrito en él al establecer un nuevo récord mundial.

Curtis llegó a este mundo el 5 de julio de 2020 132 días ante de terminar el proceso del embarazo de su madre, es decir, que nació a las 21 semanas de gestación, junto con un mellizo, el cual por la situación no logró sobrevivir, pero su hermano sí y actualmente se encuentra en perfecto estado a sus 16 meses.

El doctor Brian Sims fue quien ayudó a los mellizos a nacer y explicó que lo ocurrido con Curtis es un auténtico milagro, ya que estadísticamente un bebé tan prematuro tiene muy pocas posibilidades de sobrevivir.

“Solemos aconsejar cuidados paliativos en situaciones de nacimientos tan prematuros. Esto permite a los padres sostener a sus bebés y valorar el poco tiempo que podrían tener juntos”, agrega el doctor Sims.

Dicha práctica fue ejecutada por los padres de Curtis, la cual le ayudó a fortalecerlo; finalmente lo pudieron dar de alta 275 días después de su nacimiento. El bebé estuvo conectado a un respirador artificial durante 3 meses y los siguientes días necesitó atención de día y de noche. También, una vez que fue dado de alta del hospital, necesitó de terapeutas para poder comer por sí mismo por la boca.

“Finalmente poder llevar a Curtis a casa y sorprender a mis hijos mayores con su hermano más pequeño es un momento que siempre recordaré”, dijo la madre Michelle Butler, en un comunicado.

La gente del Guinness explicó que Curtis batió el récord previo por un día, que solo se mantuvo durante un mes. Richard Hutchinson, de Wisconsin, nació a una edad gestacional de 21 semanas y 2 días en junio de 2020.

Tomado de @eldiariony