Nueva Delhi ordenó el cierre de escuelas y la vuelta al teletrabajo por los altos niveles de toxicidad del aire

El Gobierno de Nueva Delhi ordenó este sábado el cierre de las escuelas, el teletrabajo de los empleados públicos y la paralización de construcciones como una medida de emergencia frente a los altos niveles de toxicidad del aire, tras una semana rozando máximos.

Las escuelas de Delhi deberán impartir clases en línea a partir del lunes, toda la actividad de construcción se cerrará y las oficinas gubernamentales trabajarán desde casa durante una semana, anunció el jefe de gobierno de Delhi, Arvind Kejriwal, en una declaración a la prensa.

“Durante una semana a partir del lunes las escuelas estarán cerradas físicamente para que los niños no tengan que respirar aire contaminado”, dijo.

Asimismo, las oficinas gubernamentales estarán bajo la modalidad de teletrabajo al 100 por ciento de su capacidad durante una semana, y las oficinas privadas recibirán un aviso para optar esta medida tanto como sea posible, añadió.

La medida fue anunciada horas después de que la Corte Suprema de la India pidiera a las autoridades un plan para controlar la grave crisis del aire en la capital india, cuyo índice de calidad del aire promedio (AQI) ha estado por encima de los 400 durante casi una semana cuando el máximo es 500.

En la escala AQI, valores por encima de 100 son considerados peligrosos para niños, ancianos y personas con problemas respiratorios o cardíacos, mientras que por encima de 300, los efectos se consideran peligrosos para la población general.

Según la Oficina Central de Control de la Contaminación (CPCB) el AQI promedio para Nueva Delhi fue de 437 el día de hoy, y 471 el día de ayer.

La CPCB del Gobierno indio ordenó ayer a las autoridades que estén “completamente preparadas” para tomar medidas de emergencia ante los graves niveles de toxicidad del aire.

Entre las recomendaciones de la CPCB está la petición a los empresarios y oficinas públicas a que reduzcan el uso de los vehículos de sus empleados en un 30% con teletrabajo o compartiendo transporte, para disminuir las emisiones. También aconsejaron limpiar las calles con agua o el cierre de fábricas muy contaminantes como las de ladrillos o de gravilla.

La capital india ha estado sumergida durante días en un espesa niebla tóxica que incluso ha disminuido significativamente la visibilidad, a causa de las partículas suspendidas en el aire.

La toxicidad del aire de Delhi es un problema atribuido a varios factores, entre ellos las emisiones contaminantes de fábricas dependientes del carbón, la quema de rastrojos, el uso de petardos durante la temporada de festivales, y las emisiones de vehículos, un cóctel que se agrava con la bajada de la temperatura en esta época del año.

La situación puede empeorar además en los próximos días, porque a la quema de rastrojos en las regiones vecinas se suman unas condiciones meteorológicas “muy desfavorables para la dispersión de los contaminantes”, advirtió la CPCB. Estas condiciones desfavorables, que se mantendrán al menos hasta el próximo 18 de noviembre, incluyen una bajada de la intensidad de los vientos y las temperaturas.

Un estudio de la empresa suiza de tecnología de la calidad del aire IQAir difundido este año reveló que de las 30 ciudades más contaminadas del mundo, 22 de ellas se encuentran en la India.

Tomado de EFE