El cruel método de China para controlar la pandemia: Matan a las mascotas de contagiados

China se encuentra luchando contra nuevos brotes de coronavirus mientras Pekín persiste con su controvertida estrategia de tolerancia cero para Covid-19. Así, el país se encuentra matando, y sin consentimiento, las mascotas de personas contagiadas de coronavirus como método para controlar la pandemia.

Algunas personas han informado que regresaron a casa y encontraron que sus mascotas fueron asesinadas y mientras estaban en cuarentena o en tratamiento. Ante este problema, Lisa Li, residente de la capital china, asegura tener “más cuidado que nunca”. “Si atrapo Covid-19, ¿Qué pasa si mi gato se muere de hambre o muere mientras estoy en cuarentena?” le dijo a South China Morning Post.

Un residente de Chengdu, ciudad al suroeste de China, afirmó en la plataforma de redes sociales Xiaohongshu que sus gatos fueron asesinados después de que la trasladaran de su casa a la cuarentena. Mismo caso le sucedió a una mujer de Harbin (noreste del país), que comentó que sus tres gatos fueron asesinados por trabajadores del gobierno de Xi Jinping después de que dieran positivo en la prueba del virus.

“Si el animal da positivo, entonces no pueden regresar y toda el área residencial no puede regresar, el brote nunca terminará”, declaraba uno de los trabajadores ante este conflicto, ya que aseguraban que, el hecho de que no hay tratamiento disponible para los animales, la eutanasia era la única opción, recogen medios locales.

El país sigue en búsqueda de una estrategia para frenar la pandemia. Los gobiernos locales utilizan pruebas masivas, rastreo de contactos o confinamientos para contraer la propagación. Mientras el mundo continúa también con medidas, el gobierno de Xi Jinping busca estrategias menos ortodoxas.

Según las cuentas de la Comisión Nacional de Sanidad de China, desde el inicio de la pandemia se han infectado 98.263 personas en el país, entre las que 92.277 han logrado sanar y 4.636 fallecieron. Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 1.295.958 contactos cercanos con infectados, de los cuales 47.046 continúan en observación.

La institución anunció la detección de 89 nuevos positivos del coronavirus SARS-CoV-2 este sábado, de los que 70 se produjeron por contagio local, un leve repunte con respecto al parte emitido el día anterior. Estos 70 casos se localizaron en las provincias de Liaoning (noreste, 60), Hebei (noreste, 3), Heilongjiang (noreste, 2), Jiangxi (sureste, 2), Yunnan (sur, 2) y Sichuan (centro, 1). En cuanto a los 19 casos restantes, se les diagnosticaron a viajeros provenientes de fuera de las fronteras de la China continental en las municipalidades de Tianjin (noreste, 5) y Shanghái (este, 5), y en las provincias de Shandong (este, 2), Sichuan (centro, 2), Yunnan (sur, 2), Liaoning (noreste, 1), Cantón (sureste, 1) y Guangxi (sur, 1).

Además, las autoridades sanitarias también informaron hoy de la detección de 25 nuevas infecciones asintomáticas (8 de ellas por contagio local), aunque Pekín no las computa como casos confirmados a menos que manifiesten síntomas. El total de este tipo de infecciones en observación es de 532, de las que 366 proceden de otros territorios.

Una de las publicaciones que circula en las redes de China enumera instrucciones para los dueños de mascotas que se encuentran en problemas con las autoridades, que incluyen llamadas en las redes sociales, grabaciones en vídeo de asesinatos y otras acciones que han realizado los trabajadores comunitarios, pidiendo ayuda a través de los medios de comunicación locales. “Por favor, no dejes de defender, porque si no hablas, tal vez sean tus cachorros peludos los que mueran a continuación”, decía la publicación.

Desde el punto de vista médico, no hay evidencia concluyente de que las mascotas puedan transmitir el virus, y el riesgo de que los animales transmitan el Covid-19 a las personas se considera bajo.

Tomado de La Razón

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: