Pfizer demanda a una directiva por robar 12.000 documentos confidenciales, entre ellos, archivos sobre la vacuna

Pfizer ha interpuesto una demanda por espionaje industrial contra una empleada a quien acusa de robar 12.000 archivos, muchos de los cuales se consideran confidenciales, entre ellos algunos con información relativa a la vacuna Comirnaty contra la Covid-19 y otros productos en desarrollo de la compañía.

La demanda se dirige contra Chun Xiao Li, una empleada contrata en 2006 en el Global Product Develoment Group de China y en 2016 promocionada para trabajar como Directora Asociada de Estadísticas de Pfizer en la sede de la farmacéutica en La Joya (California), donde -como parte de su contrato- firmó un acuerdo de confidencialidad.

Cuando Li se disponía a abandonar la empresa, tras fichar por la competencia de Xenocor, transsfirió 12.000 archivos con información reservada a su cuenta personal de Google Drive y a otros dispositivos personales, según la demanda de Pfizer.

Li no se conformó con eso. Dio un paso más para intentar engañar a la que hasta entonces había sido su empresa y cuando se le requirió su ordenador portátil, proporcionó otro dispositivo para «cubrir las posibles pistas que hubiera dejado», según Pfizer.

La sustracción salió a la luz el pasado mes de octubre, dentro de un rastreo rutinario de seguridad sobre las actividades de los empleados. «Fue tan lejos como para entregar a los servicios de seguridad de Pfizer un portátil de señuelo para hacer creer que en ese dispositivo estaban los 12.000 archivos descargados. Pero, los investigadores demostraron que no estaban ahí». La compañía concluye que «alguien se mantiene en posesión» del material robado.

La compañía acusa a Li y otras cinco personas que la habrían encubierto por revelar, difundir o alterar la información sustraída.

Tomado niusdario.es