Alejandro Rebolledo, en el Día Internacional contra la Corrupción, dijo que Venezuela es la líder corrupta de la región

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), designó el 9 de diciembre como el “Día Internacional contra la Corrupción”, para despertar conciencia sobre este mal que afecta a los pueblos del mundo y donde la corrupción no es más que el abuso del poder para obtener ganancias privadas, una irregularidad que, en mayor o menor escala, afecta a todos los países y que en consecuencia frena los desarrollos económicos y sociales.

Alejandro Rebolledo, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia designado por la legítima Asamblea Nacional de Venezuela, abogado penalista, asesor, consultor y especialista anti lavado de dinero y contra la delincuencia organizada, afirmó que “la conmemoración de este día es de suma importancia ya que dicha actividad afecta a la socio-economía de países, al sector financiero, al sistema político y al poder judicial, minando de jueces y fiscales complacientes al sistema de justicia, donde la corrupción, es el brazo motor de la delincuencia organizada transnacional”.

Señaló el fundador de las Conferencias Internacionales Anti-lavado de Dinero, contra el Riesgo y el Fraude que: “iniciativas como esta motiva a seguir realizando esfuerzos por enfrentar tan nefasta actividad que se ha convertido en el brazo motor de la delincuencia organizada, al extremo de ser considerada como la más lucrativa y mejor remunerada que existe en la actualidad, compleja, especializada, y con repercusiones dentro de la economía latinoamericana y mundial”.

Indicó que la iniciativa de la ONU de celebrar este día “debe ser seguido, no sólo por los países afectados, sino por todas las naciones del mundo, a través de acuerdos y convenios de cooperación para así reiterar la necesidad de reforzar el desarrollo de acciones que contribuyan a fortalecer los factores críticos que sirvan para combatir la corrupción”.

ONU

Según la ONU, los gobiernos, sector privado, organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y ciudadanía alrededor del mundo están uniendo esfuerzos para combatir la corrupción en favor de las personas, el planeta, la prosperidad, la paz, para el desarrollo de los pueblos. 

La corrupción es una trampa que financia numerosos delitos, de trata de personas, tráfico de armas, lavado de dinero, narcotráfico, vida silvestre y destruye el contrato entre la ciudadanía y el Estado.

Corrupción en Venezuela

Alejandro Rebolledo asegura que actualmente la corrupción ha logrado mover los cimientos de gobiernos completos, logrando contaminar toda la región y otros países, desde presidentes hasta cuadros medios de los distintos gobiernos.

En el caso de Venezuela, el magistrado recalca que existe una estructura delictiva operando en el Estado que ha contaminado a todos los sectores del país.

“En Venezuela, afirma, todos los poderes han sido contagiados por la corrupción bajo el concepto del socialismo revolucionarios, que no es más que una gran farsa para oprimir a los venezolanos, donde el gobierno chavista está completamente contaminado».

Rebolledo, expresa que en un día como hoy es bueno recordar que la corrupción ha llevado a Venezuela a liderar este delito a nivel mundial. “Lamentablemente Venezuela ha llegado a esos deshonrosos primeros lugares por las debilidades institucionales que permiten que un individuo mediante amiguismos pueda lograr sus objetivos personales. En Venezuela, esto es un Modelo socioeconómico del gobierno político hecho para la corrupción”

En tal sentido, Rebolledo asegura que en muchas oportunidades los corruptos en cargos de alta gerencia son difíciles de identificar porque son capaces de montar estructuras que permiten blindarse para evitar ser investigados.

A juicio del magistrado “la corrupción es la contaminación mundial, que no tiene color político sino aliados de turno. Lo más importante en la lucha contra la corrupción es la recuperación de los bienes”.

Ley anticorrupción de EEUU acorrala a corruptos del mundo

La Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), es una ley de Estados Unidos destinada a combatir el soborno de funcionarios extranjeros. No importa que no haya ciudadanos estadounidenses involucrados directamente en el delito, ya que desde 1977, la FCPA permite a EEUU convertirse en el agente anticorrupción mundial.

Rebolledo explica que “hay muchos casos en que la conducta delictiva ha tenido lugar fuera de EEUU, pero si algo del dinero transitó a través de Estados Unidos, si hubo una cuenta bancaria que se utilizó, o si se usó un servidor con sede en EEUU para enviar un correo electrónico, una transferencia, entonces existe jurisdicción para aplicar la FCPA”. Concluyó el magistrado Alejandro Rebolledo.

Tomado de RL / Idaed / Antilavadodedinero

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: