Gerardo Fernández, el hijo de Vicente Fernández, acusado de nexos con el narco

En el libro de “El último rey”, una biografía no autorizada que habla sobre Vicente Fernández, escrito por la autora argentina Olga Wornat, se habla de los presuntos nexos de Gerardo Fernández, hijo del charro de Huentitán con el narcotráfico.

Se trata de una descripción de la identidad del hijo menos público de Vicente, Gerardo, el que podría ser el personaje más oscuro del clan Fernández.

Su mala relación con sus hermanos, sus posibles nexos con el narcotráfico, la posibilidad de haber estado involucrado en el secuestro de Vicente Jr., los conflictos de dinero que tuvo con famosos como Juan Gabriel y otras atrocidades enmarcan la figura de quien fuera el representante de su padre durante gran parte de la carrera de Vicente.

“Comencé a recibir información y testimonios de allegados de la familia y todos me decían ‘cuidado con Gerardo que es peligroso’ y me contaron cosas tremendas”, recordó la autora argentina.

Wornat aseguró que contactó a Gerardo, quien no solo se negó a entablar una conversación con ella sino que, aseguró, la trató de la peor manera posible.

El libro incluso comienza en un momento crucial en la vida de Don Chente, el secuestro de su primogénito, Vicente Fernández Jr.

“Hay dos formas de empezar un libro, cronológicamente o cuando entiendo que hay algo en la vida de esa persona que le haya provocado un quiebre emocional”, explica Wornat.

Es la segunda la forma favorita de la periodista, y encontró detrás de esa figura intacta de hombre inquebrantable que el Chente reflejaba, los dos dolores que nunca pudo superar: “La muerte de su madre y el secuestro que nunca contó y que yo sí cuento”.

Con todo documentado y con testimonios cercanos de la familia y judiciales, Wornat confiesa: “Lo que escribo es porque tengo cómo probarlo, tengo mucho más que no quise publicar para no lastimar a las personas”.

Eso como respuesta a la sorpresiva reacción de Vicente Jr. quien ahora la acusa de difamación y quien se comunicó con la periodista para reclamarle.

Esto dejó a Wornat perpleja, puesto que asegura se puso en contacto con él para enseñarle el trabajo y que debido a las circunstancias fue imposible.

“No escribo cuentos de hadas, no es una biografía condescendiente con él porque creo que él ni siquiera lo era (consigo mismo), es un hombre sin filtro”, asegura Wornat de Fernández, apodado el Charro de Huentitán, quien en los últimos cuatro meses presentó complicaciones graves en su estado de salud, que finalmente lo llevaron a la muerte a los 81 años de edad.

Con información de EFE