El piloto que protagonizó el insólito accidente que le abrió la puerta del título a Verstappen justificó su gran error

Nicholas Latifi terminó 17° entre 21 pilotos que corrieron esta temporada en la Fórmula 1 con tan solo siete puntos, pero sin dudas que su nombre quedará por siempre en el centro de la escena cuando se recuerde esta electrizante definición de 2021 entre Max Verstappen y Lewis Hamilton. El corredor de Williams fue protagonista inesperado con su accidente a cinco vueltas del final del GP de Abu Dhabi que terminó abriendo la ventana para que el neerlandés se transforme en campeón.

En una batalla por abandonar el último lugar, el canadiense intentó pasar a Mick Schumacher cuando estaban cinco giros de la bandera a cuadros, pero no pudo y quedó en las espaldas del corredor de Haas. Apenas unos metros más tarde, perdió el control de su vehículo sin explicación aparente y se estrelló contra uno de los muros de contención. ¿Resultado? Debió ingresar el auto de seguridad y Hamilton, que le llevaba 12 segundos de distancia a Verstappen, perdió toda su ventaja.

“Estábamos realmente luchando por el agarre en la siguiente secuencia de curvas, y especialmente donde terminé saliendo. Ha sido una curva complicada todo el fin de semana para mí, así que, con neumáticos sucios y aire sucio, cometí un error. No estaba al tanto de la situación de la carrera hasta entonces. Obviamente, nunca fue mi intención influir en eso sin darme cuenta, pero cometí un error y arruiné mi propia carrera”, se justificó el hombre de Williams luego de quedar marginado del último GP del año.

“Nunca fue mi intención y solo puedo pedir disculpas por influenciar y crear una oportunidad así. Pero, de nuevo, cometí un error”, insistió el piloto de 26 años que atravesó su segundo año en la Fórmula 1 y la próxima temporada tendrá como compañero en Williams al ex Red Bull Alexander Albon, ya que George Russell será el reemplazante de Valtteri Bottas en Mercedes.

Lo que vino después es lo conocido. Verstappen logró reiniciar la carrera a centímetros de Hamilton y sin ninguno de los autos rezagados que le generaban problemas por el tráfico. Max pisó a fondo su Red Bull, pasó a Lewis y terminó celebrando inesperadamente el campeonato cuando ya todo parecía perdido.

“¡Gracias Nicholas Latifi por ese auto de seguridad! Se ha ganado un suministro de por vida de Red Bull”, bromeó el jefe de Red Bull, Christian Horner, en declaraciones al Channel 4. El líder del equipo de bebidas energéticas reconoció que necesitaban una “ayuda de los dioses de las carreras en las últimas vueltas” y que ese beneficio llegó con el choque de Latifi.

Mientras desde Mercedes expusieron su queja por la “manipulación” de la definición y hasta presentaron una queja que fue desestimada tras la carrera, Horner celebró la determinación de los jueces: “Este campeonato se redujo a una vuelta y a una gran decisión de hacer esa parada para poner los neumáticos blandos, y entoncesMax lo hizo posible. Es inaudito dejar a los coches sin desdoblarse, pero no necesitan alcanzar al pelotón de nuevo. Tomaron la decisión correcta, son circunstancias difíciles para los comisarios, todos presionamos, pero lo hicieron bien”.

Tomado de Infobae