La Organización Panamericana de la Salud confirmó la presencia de la variante Ómicron en nueve países de América

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó este miércoles que la variante ómicron ha sido detectada en nueve países y territorios de América, pero aseguró que hasta el momento la cepa delta es la predominante en la región.

”La variante ómicron ha sido detectada en nueve países y territorios de nuestra región: EEUU, Canadá, México, Argentina, Chile, Brasil, Cuba, la república de Trinidad y Tobago y Bermudas”, dijo el gerente de Incidente para covid-19 de la OPS, Sylvain Aldighieri, en la conferencia de prensa semanal de ese organismo.

Explicó que ómicron ha sido detectada “principalmente producto de viajes”, y admitió que los datos sobre transmisión comunitaria “son muy limitados” en la región.

En ese contexto, puntualizó que la delta “sigue siendo la prevaleciente en todas las subregiones de América”.

Ante el temor que ha despertado la nueva variante, el funcionario consideró “necesario” tener en cuenta que un aumento de las infecciones “se debe a un proceso multifactorial”. “La circulación de las variantes es solo uno de estos factores y tal vez no sea el más importante”, aclaró.

Independientemente de las variantes circulantes, Aldighieri llamó a seguir “todas las medidas de salud pública” puestas en marcha para frenar la expansión de la pandemia del covid-19, entre ellas el distanciamiento social, el uso sistemático de mascarillas en lugares cerrados y la vacunación.

El funcionario confirmó que América cuenta con una red de vigilancia genómica integrada por siete laboratorios regionales de referencia que cubren América del Norte, Centroamérica, Suramérica y el Caribe.

”Los países tienen la potestad de confirmar, pedir apoyo a través de la red para la detección de variantes de preocupación, variantes de interés, incluyendo la variante ómicron”, acotó.

El segundo año de la pandemia, más mortal que el primero

Por su parte, la directora de la OPS dijo el miércoles que la pandemia fue mucho más dura en su segundo año, 2021, en el continente americano, donde se registró el triple de contagios y muertes que en 2020, según datos de la organización.

En la rueda de prensa semanal de este organismo, Carissa Etienne señaló que el impacto de la pandemia fue “indudablemente peor” en 2021 para los países de América, una región que puso una de cada cuatro muertes ocurridas en el mundo a causa de la covid-19.

“Más de un tercio de todos los casos de covid-19 y una de cada cuatro muertes notificadas en todo el mundo han ocurrido aquí, en la región de las Américas”, dijo Etienne.

Además, en comparación con 2020, América sufrió “el triple de infecciones y muertes por covid en este segundo año de la pandemia”, lo que supuso una exigencia mayor para los hospitales y los sistemas de salud en general.

La funcionaria indicó también que la región informó de 926.056 nuevas infecciones de COVID en la última semana, lo que supuso un aumento del 18,4 por ciento.

En ese contexto, alertó de un “resurgimiento” de los casos en Estados Unidos y Canadá, en contraste con la reducción de los contagios en México.

Además, resaltó la disminución, por primera vez desde septiembre, de los casos en Bolivia, mientras que en Ecuador, Paraguay y Uruguay ha habido un aumento.

Panamá, Trinidad y Tobago y Santa Lucía (con un 66% más) experimentaron repuntes de las infecciones, en tanto que las Islas Caimán reportó “la incidencia semanal de covid más alta que cualquier otro país o territorio en América”, alertó Etienne.

Tomado de EFE