Un aficionado al boxeo mata a su adversario de un solo golpe durante una pelea a las afueras de un bar en Reino Unido

Una pelea a las afueras de un bar en Gales (Reino Unido) tuvo un desenlace fatal cuando un joven perdió la vida al recibir un solo puñetazo de un aficionado al boxeo, el cual le causó «muerte cerebral antes de caer al suelo», informan medios locales.

Según señaló la Fiscalía ante el Tribunal de la Corona de Caernarfon durante el juicio, iniciado este martes, los hechos ocurrieron el 19 de septiembre de 2020 en la ciudad de Bangor, cuando Brandon Luke Sillence, de 25 años, atacó «sin provocación» alguna a dos hombres que charlaban frente al establecimiento, provocando la muerte de Dean Harry Skillin.

Un oficial que se encontraba cerca de la escena al momento de la pelea señaló haber escuchado «un terrible golpe que sonó hueco», antes de ver caer de espaldas a Skillin, quien fue hallado sin actividad eléctrica cardíaca por los paramédicos que lo trasladaron al hospital en donde murió a causa de las lesiones sufridas.

Por su parte, el acusado, quien al momento de su detención se jactó de tener una «fuerza sobrehumana», señaló al jurado no haber entrenado boxeo formalmente, como lo acusa la Fiscalía. Asimismo, aceptó su responsabilidad en el homicidio, pero negó haber cometido asesinato, ya que su única intención fue propinar golpes de advertencia para mantener la distancia y abofetear a la víctima.

Tras las primeras audiencias del juicio, que podría extenderse toda la semana, será tarea del jurado y del tribunal determinar la intencionalidad de Sillence a la hora de asestar el mortífero golpe, detalló el fiscal al frente del caso, John Philpotts.

Tomado de RT