Ómicron infecta a vacunados, dice OMS; pide cancelar fiestas

La variante Ómicron del coronavirus se está propagando de forma más rápida que Delta y está causando infecciones en personas ya vacunadas o que se han recuperado del Covid-19, dijo el lunes el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que pidió cancelar las fiestas navideñas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que hay evidencia robusta de que las personas que han sido vacunadas contra el covid-19 o aquellas que se infectaron en el pasado pueden contraer la variante ómicron, cuya propagación se acelera día a día alrededor del mundo.

En una conferencia de prensa exclusiva para la prensa internacional en Ginebra, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la información que se está analizando sobre ómicron indica que esta variante circula de forma más rápida que las anteriores y que «es probable que los vacunados y los que se han curado de covid se infecten o reinfecten».

El responsable llamó a todos a una toma de conciencia frente a esta situación a escasos días de las festividades de fin de año, señalando que es mejor cancelarlas «y celebrar la vida mañana».

Por ello, pidió a los gobierno ejercer máxima precaución en las próximas semanas y evitar eventos con presencia de mucha gente y que se podrían convertir en superpropagadores del virus.

El próximo 31 de diciembre se cumplirán dos años desde que la OMS recibió la primera notificación sobre casos de una neumonía de tipo desconocido detectados en China, que resultaron siendo causados por un nuevo coronavirus que ha provocado hasta ahora 5.5 millones de muertes y 272 millones de casos alrededor del mundo.

En términos de infecciones y decesos, el segundo año de la pandemia fue peor que el primero, puesto que en los últimos doce meses las muertes se elevaron a 3.3 millones, lo que supera las muertes acumuladas por malaria, tuberculosis y sida a nivel mundial.

Tedros sostuvo que si el mundo quiere acabar con la fase aguda de la pandemia en 2022 debe resolverse el problema de la desigualdad entre los países en cuanto al acceso a las herramientas que existen para frenar la covid-19, incluidas vacunas, test de diagnóstico y tratamientos.

Planteó que el objetivo común debe ser que para mediados del próximo año se haya vacunado al 70 por ciento de la población de cada país (un objetivo que se había planteado para este fin de año).

Los expertos de la OMS dijeron que no están en contra de las dosis de refuerzo contra la covid ni niegan el rol que tienen, pero recordaron que la decisión de los países ricos de ofrecerlas a toda su población adulta juega en contra de que los grupos de riesgo en los países pobres puedan tener acceso a las vacunas para una primera o segunda dosis.

El 80 por ciento de los enfermos hospitalizados por covid son personas que han sido vacunadas, según los datos recopilados por la organización en el ámbito internacional.

Tomado del Milenio