Caníbal de Idaho comió pedazos de su víctima pensando que le ayudaría a “curar su cerebro”

Un sujeto acusado de asesinar a un hombre de 70 años en Idaho, también habría practicado canibalismo con su víctima, señalando que creía que comerse partes del hombre podía “curar su cerebro”.

Las autoridades policiales locales dijeron que se cree que el cargo de canibalismo es el primero de este tipo en Idaho desde que un estatuto estatal prohibió la práctica hace más de tres décadas.

De acuerdo con registros judiciales, James David Russell está acusado de asesinato en primer grado “cometido en la perpetración de momentos específicos o mediante el uso de ciertas armas”, así como de canibalismo.

Los oficiales respondieron a una llamada sobre una “muerte sospechosa” en Lower Mosquito Road en Clark Fork, Idaho, se informó en comunicado de prensa emitido el 13 de septiembre por la Oficina del Sheriff del condado de Bonner.

“Una vez en la escena, los agentes encontraron a un hombre, David M Flaget, de 70 años, de Clark Fork, que no respondía dentro de un vehículo”, continuó el comunicado de prensa. “Los agentes localizaron a James ‘Jimmy’ David Russell, de 39 años, que en ese momento vivía en la propiedad. Hubo indicios de que había estado involucrado en esta muerte “.

“La investigación posterior de los detectives estableció una causa probable de que David Flaget había muerto a manos de James Russell“, dijo el comunicado sin dar más detalles.

No obstante, periódicos locales han revelado los pormenores sobre el caso, citando documentos oficiales y un informe de la autopsia.

Hagadone News Network de Idaho dijo que “se encontraron piezas del cuerpo de Flaget” alrededor de la casa de Russell “el día después del asesinato”. También detallan que fueron hallados “tejidos” humanos en la casa de Russell.

Las autoridades incautaron un “microondas y un recipiente de vidrio ensangrentados”, así como “un cuchillo y una bolsa de lona ensangrentados” como parte de su búsqueda de pistas.

De acuerdo con los diarios, una declaración jurada suplementaria de causa probable alega que Russell pensó que podía “curarse a sí mismo cortando porciones de carne”. Al hacerlo, creía, “curaría su cerebro”, según documentos judiciales citados.

Las autoridades creen que al hombre de 70 años le fue colocada cinta adhesiva antes de que lo mataran.

El detective del condado de Bonner, Phillip Stella, reconoció que el impactante caso sin duda atormentaría la imaginación de quienes se enteraran. También comentó que los familiares le dijeron a las autoridades que Flaget y Russell habían tenido enfrentamientos anteriores entre sí.

Previamente, el Daily Bee del condado de Bonner reveló que el forense indicó que el cuerpo de Flaget exhibía “evidencia de un caos post mortem y que había muerto por un “trauma masivo” en la cabeza.

“También se descubrió” en la escena “se sospechaba carne humana, implementos para cortar, periódicos ensangrentados y otra parafernalia como guantes de látex y trozos de cinta adhesiva”, informó el medio el 14 de septiembre.

Cuando las autoridades llegaron a Lower Mosquito Creek Road para investigar el asunto, Russell se escapó, se atrincheró en un loft sobre su garaje y se involucró en lo que los medios llamaron un enfrentamiento “breve”. Posteriormente permitió que las autoridades lo arrestaran.

Ambos cargos contra Russell son delitos graves. El cargo de canibalismo por sí solo se castiga con hasta 14 años de prisión, según un estatuto estatal.

Según la ley de Idaho, “[cualquier] persona que ingiera intencionalmente la carne o la sangre de un ser humano es culpable de canibalismo”.

Será el próximo 28 de diciembre cuando tenga una audiencia de revisión.

Tomado de eldiariony.com