Joven secuestrada en Utah por conocido de internet fue hallada en sótano, desnuda, entre excremento y con la mitad de su cabello

Cuando las autoridades rescataron a Madelyn Allen, la joven de 19 años secuestrada en Utah por un hombre que conoció en un chat de internet, esta se encontraba desnuda, entre excremento y con la mitad de su cabello.

El verdugo, identificado por las autoridades como Brent Brown, de 39 años, le cortó el cabello a la joven, a quien violó varias veces y mantuvo atada mientras se iba a trabajar.

La búsqueda de la estudiante de Snow College en Ephraim, culminó el sábado pasado, cinco días después de que las autoridades iniciaran las indagatorias para dar con su paradero.

Los padres de la muchacha facilitaron la labor de las autoridades al alertar sobre un mensaje de texto enviado por la chica el día antes de su desaparición a sus padres que leía “te amo”.

Lo anterior ayudó a los investigadores a establecer su ubicación, ya que la compañía Verizon estableció el lugar desde dónde se envió el texto en North Main.

Cuando policías llegaron a la vivienda del sospechoso, observaron a través de la ventana del sótano de la vivienda una persona de pelo claro y de complexión pequeña. La persona se escabulló cuando los oficiales tocaban a la puerta de la casa.

Inicialmente, el sospechoso rechazó el pedido de las autoridades para inspeccionar el lugar.

Sin embargo, los agentes se comunicaron con sus padres, propietarios de la vivienda, y estos le permitieron el acceso.

El presunto abusador habría conocido a la víctima en un chat virtual enfocado en asiduos a conductas sexuales extremas o de dominio sexual.

Prácticamente, la victimaria permanecía con la nariz y la boca cubiertas para que no pudiera pedir auxilio.

Además, Brown presuntamente amenazó con hacerle daño a su familia si intentaba escapar o decía algo sobre su situación.

Un portavoz de la familia dijo en una conferencia de prensa este domingo que se sienten felices de que la joven está de vuelta, aunque anticipan un largo camino hacia la recuperación.

“Nosotros estamos encantados y aliviados de que ella está a salvo”, indicó Jacob Allen según citado por NBC.

“Mientras está ahora a salvo, la prueba por la que ella ha pasado es peligrosa y traumática. La experiencia y los detalles y efectos de lo que nosotros apenas estamos empezando a entender. Ella es una luchadora. Ella es ahora una sobreviviente. Nosotros ahora estamos agradecidos  de que está de vuelta para poder ayudarla a sanar y recuperarse”, agregó.

Tomado de eldiariony.com