“Me encanta la cocaína y me burlo de los carteles de Michoacán”… asegura basquetbolista mexicano

Alexis Cervantes, basquetbolista profesional de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional de México (LNBP), generó mucha tensión puesto que se desconocía su paradero. Tras ocho días retenido, el 29 de diciembre fue encontrado con vida para tranquilidad de su familia. Sin embargo, se difundió un video en el que el jugador manifestaba sus presuntas vinculaciones con el crimen organizado.

El basquetbolista que pertenece a los Libertadores de Querétaro aparece en un video en el que aún se dudan si sus palabras fueron forzadas. Cervantes apareció atado de manos y con claras marcas de golpes en su rostro.

“Soy Alexis Francisco Cervantes Guerrero, originario de Guasave, Sinaloa. El motivo por el cual estoy aquí es porque unas personas me hicieron una parada, encontraron en mi celular cosas que son fotos, videos con armas, fotos con la mafia de Sinaloa. Fotos con mi primo que trabajaba para el jefe de pistoleros de una zona de Guasave que patrullaba”, señaló el jugador.

En el material, Cervantes explica que se encontraba en esa situación por haberse burlado de los carteles de Michoacán, además de haberle encontrado fotografías comprometedoras en su teléfono.

«Ese es el motivo por el que estoy aquí, por las fotos, por videos, por comentarios, en los cuales yo me burlo de los carteles de aquí de Michoacán, como si yo fuera alguien pesado“, señaló.

Las dudas de la veracidad de sus palabras se ponen a prueba luego de que se describiera con adjetivos despectivos y además reconociera su presunta adicción a la cocaína. Todas estas razones le habrían llevado a “asumir su castigo”.

“Me gusta el desmadre, me encanta la cocaína. Soy un simple basquetbolista pendejo, fanfarrón, farol, que quiso demostrar algo que no es. Acepto el castigo, la lección la tomo”, sentenció Cervantes.

Tomado de eldiariony.com